miércoles. 12.06.2024

El magistrado tomará declaración a los policías que detuvieron al investigado y a un agente testigo del ataque

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea tomará declaración el próximo viernes al sacerdote salesiano Antonio Rodríguez Lucena y al otro hombre que fueron atacados por el presunto responsable del ataque cometido en Algeciras el pasado mes de enero en el que fue asesinado un sacristán y resultaron heridas varias personas.

Fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press que el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción Número 6 escuchará a partir de las 10.00 horas y por videoconferencia a sendos testigos.

Cabe recordar que Yassine Kanjaa, presunto autor de los hechos, dejo herido al cura tras atacarle con un machete, aunque pudo recuperarse posteriormente. El supuesto yihadista también atacó a un testigo de los hechos que podrá dar su versión al juez.

Unos días antes, el martes, tomará declaración a otros ocho testigos. Entre los mismos se encuentran un policía que fue testigo presencial del ataque, los dos agentes que detuvieron al investigado y otro policía que presenció las circunstancias que rodearon la detención.

Esta ronda de declaraciones se completa con las que el juez practicó el pasado viernes. Gadea pudo escuchar entonces a uno de los compañeros de piso de Kanjaa y a su hermano, aunque todavía tiene pendiente tomar declaración a otro compañero de piso, un vecino y un amigo del presunto yihadista.

Uno de los compañeros de piso del presunto responsable del ataque confirmó que Kanjaa cambió de hábitos de manera radical y que escuchaba de manera asidua el Corán a través de audios desde su teléfono móvil.

Fuentes jurídicas confirmaron a Europa Press que en su declaración como testigo el compañero de piso ratificó su declaración anterior en comisaría. En la misma explicó que Kanjaa pasó de beber alcohol y fumar hachís a variar sus costumbres repentinamente, según plasmó el instructor en una de sus resoluciones.

EN PRISIÓN PROVISIONAL

El juez Gadea decretó el pasado 30 de enero, tras escuchar al presunto yihadista en sede judicial, prisión provisional sin fianza, y le atribuyó los delitos de asesinato y lesiones con fines terroristas que, advirtió, podrían conllevar la prisión permanente revisable.

En su resolución el juez indicaba que la actividad desarrollada por Yassine Kanjaa se podía calificar como un ataque yihadista dirigido tanto contra sacerdotes que profesan la fe de la Iglesia Católica como contra musulmanes que para el investigado no siguen los preceptos del Corán.

El instructor hacía constar en su auto que en las dos declaraciones que ha prestado ante la policía y en el juzgado, salvo algunas contradicciones sobre elementos periféricos del relato, era capaz de reproducir en esencia los aspectos más importantes de su acción.

Relataba que la conducta del investigado fue consciente y que tenía definidos sus objetivos, teniendo la opción de causar unos daños mayores, focalizó su acción concretamente sobre los sujetos a quienes atacó, a los que eligió de forma deliberada.

Y explicaba que la primera de las acciones fue contra los sacerdotes, reconociendo que su intención era matar a todos los sacerdotes que se encontraban en la iglesia. En segundo lugar, indicaba el magistrado, centró su ataque contra un marroquí al que consideraba infiel, al creer que estaba ante un marroquí converso.

El juez escucha este viernes al sacerdote y a un testigo que fueron atacados por el...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad