miércoles. 08.02.2023

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El juez que investiga el presunto espionaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente, a través del 'software' Pegasus ha enviado ya sus preguntas y las de Fiscalía y Abogacía del Estado para los dos ministros, a quienes pidió interrogar en calidad de testigos.

Según las fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 4, José Luis Calama, ha enviado ya el listado de preguntas a Robles y Grande-Marlaska y les ha dado tres días hábiles para que respondan.

Al igual que con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, Calama les ofreció la posibilidad de testificar presencialmente pero ambos se alinearon con su compañero de Gabinete y le indicaron que lo harían por escrito.

Las mismas fuentes señalan que, cuando los ministros de Defensa e Interior remitan sus respuestas a la Audiencia Nacional, el instructor podría repreguntar a los tres si lo considera necesario.

Calama empezó a investigar el pasado 26 de abril, apuntando a posibles delitos de descubrimiento y revelación de secretos, tras la denuncia presentada por la Abogacía del Estado por la infección de los móviles del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, una denuncia que luego fue ampliada al confirmarse también la intrusión en el teléfono de Grande-Marlaska.

En una primera resolución, el juez dio detalles sobre la denuncia que había presentado la Abogacía del Estado, según la cual, tras el análisis de los dispositivos móviles del jefe del Ejecutivo y de la titular de Defensa realizados por el CERT el pasado 30 de abril, se tuvo "conocimiento de que los mismos fueron objeto de varias infecciones por la herramienta Pegasus, 'software' espía de dispositivos móviles, entre los meses de mayo y junio de 2021".

EN PLENA CRISIS CON MARRUECOS

Los informes del Centro Criptológico Nacional sobre los móviles de Sánchez y Robles ponían de relieve que "el dispositivo móvil del presidente del Gobierno analizado fue infectado por Pegasus en dos ocasiones (el 19 de mayo de 2021 y el 31 de mayo de 2021)", mientras que el de Robles habría sido infectado en junio de ese año.

En sendos casos, los informes fijaban que "se produjo filtración de información", pero ninguno de los dos teléfonos presentaba ya "indicadores conocidos de infección en curso".

Las intrusiones se produjeron en plena crisis con Marruecos por la entrada masiva de unos 10.000 inmigrantes en Ceuta entre el 17 y 18 de mayo de 2021, así como por la estancia del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España para recibir tratamiento contra la COVID-19.

En cuanto al teléfono móvil del ministro de Interior, el Gobierno informó después de que Grande-Marlaska sufrió dos ataques en el mismo junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas.

El análisis de los terminales de otros miembros del Gobierno también pudo determinar un intento de infección del teléfono del titular Agricultura, Luis Planas, que resultó fallido, y se produjo igualmente en junio del pasado año.

El juez del 'caso Pegasus' envía a Robles y Marlaska sus preguntas y las de Fiscalía y...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad