domingo. 04.12.2022

Guterres admite que se ha roto la confianza entre el norte y el sur pero urge a unirse ante el reto climático

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha admitido que se ha producido "claramente una ruptura en la confianza entre el norte y el sur y entre los países desarrollados y las economías emergentes", pero ha urgido a las partes a dejar de culparse y ponerse en pie para, unidos, enfrentarse al mayor reto que tiene la humanidad: el cambio climático.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha admitido que se ha producido "claramente una ruptura en la confianza entre el norte y el sur y entre los países desarrollados y las economías emergentes", pero ha urgido a las partes a dejar de culparse y ponerse en pie para, unidos, enfrentarse al mayor reto que tiene la humanidad: el cambio climático.

Así lo ha manifestado este jueves en la XXVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático que se celebra en Sharm-El Sheikh (Egipto) a donde ha regresado después de participar en Bali en la Cumbre del G-20.

"Estamos en el momento de la verdad de las negociaciones. La COP27 terminará según lo previsto en 24 horas y las partes permanecen divididas en un significativo número de cuestiones. Hay claramente una ruptura en la confianza entre el norte y el sur y entre los países desarrollados y las economías emergentes", ha apostillado el secretario general.

No obstante, Guterres considera que no es tiempo para el dedo acusador y ha afirmado que "el juego de las culpas es una receta para la destrucción mutua asegurada".

"Estoy aquí para llamar a todas las partes a levantarse en este momento ante al mayor reto al que se enfrenta la humanidad", --ha insistido en su discurso--. "El mundo está mirando y tiene un mensaje simple: levantense y cumplan. Ofrezcan el tipo de acción climática significativa que las personas y el planeta necesitan tan desesperadamente".

En su alocución, acompañado del presidente de la COP27 y ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, el secretario general ha recordado que las emisiones de gases de efecto invernadero están en su nivel más alto de la historia y siguen subiendo; los impactos del cambio climático están diezmando las economías y las sociedades y siguen creciendo.

"Sabemos lo que tenemos que hacer y tenemos las herramientas y los recursos para lograrlo", ha insistido Guterres que ha pedido a las partes que avancen en tres aspectos.

En concreto, les ha manifestado que la manera más efectiva para lograr reconstruir la confianza es con financiación y ambición y con un acuerdo creíble en materia de apoyo y financiación de pérdidas y daños en los países en desarrollo. "El tiempo de hablar sobre financiación sobre pérdidas y daños ha terminado. Necesitamos acción. Nadie puede negar la escala de pérdidas y daños que vemos alrededor del globo", ha apuntado.

Además, ha subrayado que el planeta se quema y se ahoga por lo que insta a las partes a que demuestren lo que están viendo, lo comprendan y envíen una señal "clara" de que las voces de quienes están en la primera línea de la crisis finalmente están siendo escuchadas. En concreto, pide que reflejen la urgencia, la escala y la inmensidad de este reto al que se enfrentan los países en desarrollo.

A su juicio, no se puede seguir negando la justicia climática a aquellos que menos han contribuido a la crisis climática y que más están sufriendo. "Ahora es el momento de la solidaridad", reclama.

Por otro lado, ha apelado a las partes a atajar "con fuerza" la brecha de las emisiones y ha insistido en que el objetivo del 1,5 ºC no es simplemente mantener viva una meta sino mantener viva a la población.

Aunque reconoce que observa el deseo de las partes de mantener el objetivo del 1,5ºC ha advertido que se debe garantizar que el compromiso es evidente en lo que queda de COP27. Precisamente, ha denunciado que la expansión de los combustibles fósiles está "secuestrando" a la humanidad. Por ello, estima que cualquier esperanza de alcanzar el objetivo de 1,5 requiere un cambio radical en la reducción de emisiones.

En definitiva, a su juicio no se puede cerrar la brecha de emisiones sin una aceleración en el despliegue de las energías renovables y, en ese sentido, considera que los acuerdos en materia de transición energética justa son una vía importante para acelerar el proceso de abandonar el carbón y de escalar en energías renovables pero pide que ese esfuerzo se expanda.

"Necesitamos mantener el pulso para alcanzar un Pacto de Solidaridad Climática, un pacto con los países desarrollados para que lideren la reducción de emisiones; un pacto para movilizar, juntos, con las instituciones financieras internacionales y el sector privado, el apoyo financiero y técnico a las economías emergentes para que aceleren su transición hacia energías renovables. Esto es esencial para mantener el objetivo de 1,5ºC dentro de lo alcanzable", ha sentenciado.

Respecto al despliegue de las energías renovables, opina que estas son la rampa de salida de la autopista hacia el infierno climático --al que se refirió en su discurso inicial en la inauguración de la COP27 el pasado 7 de noviembre--.

En tercer lugar, ha pedido a las partes que actúen en las cuestiones "cruciales" de finanzas y ha exigido que se alcance la promesa de 100.000 millones de dólares anuales en financiación climática para los países en desarrollo.

"Esto significa claridad en como se debe duplicar la financiación climática para lograr una hoja de ruta creíble. Y esto significa actuar en el consenso para reformar de manera multilateral de los bancos de desarrollo y de otras instituciones financieras internacionales", ha explicado.

Al respecto, ha añadido que ese negocio debe cambiar para aceptar más riesgo y proporcionar de manera sistemática financiación privada a los países en desarrollo a un coste razonable para que estos se puedan embarcar en una senda de energías renovables y resiliencia climática.

"Tenemos las soluciones delante de nosotros para responder a las pérdidas y daños, para cerrar la brecha de emisiones y para proporcionar financiación. El reloj climático está en macha mientras la confianza sigue erosionándose", ha reflexionado.

Finalmente, ha animado a las partes de la Convención Marco de Cambio Climático porque tienen "ahora" la oportunidad de lograr la diferencia. "Aquí y ahora, les insto a actuar y a actuar rápido", ha concluido.

Guterres admite que se ha roto la confianza entre el norte y el sur pero urge a unirse...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad