jueves 27/1/22

Reafirma que "hasta que el Gobierno de España no garantice el mantenimiento del Trasvase, no debería hablar de agua desalada"

MURCIA, 5 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha manifestado "el rechazo más absoluto del Gobierno regional a los chantajes del Gobierno de España a los regantes de la Región de Murcia y del Levante español, forzándoles a que acepten el agua desalada como única vía para regar sus cultivos, mientras por detrás dan una estocada mortal al Trasvase Tajo-Segura".

Así lo ha manifestado el consejero tras conocer la intención del Ministerio de "subvencionar el coste del agua desalada aumentando su producción en 75 hectómetros cúbicos", lo que "lamentablemente demuestra que se cumple aquello que veníamos denunciando desde hace meses".

Ha añadido que "pretenden ser los salvadores de un problema que han generado ellos mismos, ofreciendo a los regantes un agua mucho más cara, de peor calidad y que contamina en su producción", según informaron fuentes de la Consejería en un comunicado.

"Resulta paradójico que la apuesta del Gobierno de España por la transición ecológica sea la de sustituir una infraestructuras limpia, sostenible y verde, que garantiza agua a buen precio y de calidad óptima, por unas infraestructuras grises que están a la cabeza en cuanto a contaminación del medio ambiente", ha explicado el consejero. "Están jugando con el futuro de los regantes, engañándoles de manera permanente y llevándolos a una situación extrema para que se vean abocados a aceptar sus exigencias".

"Desde el Gobierno de López Miras no vamos a tolerar que se hable de agua desalada mientras el Gobierno de Sánchez no garantice el 100% del volumen trasvasable del Tajo al Segura, cumpliendo con lo que dice la Ley, y si el Ministerio quiere abaratar el precio del agua tan solo tiene que cumplir con lo que dice la Ley 1/2018, que fija el precio del agua desalada a 0,30 euros el metro cúbico".

Por último, Luengo ha recordado que, solo en el año 2021, "desde que Teresa Ribera es la titular del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfica ha recortado de manera sectaria y partidista más de 103 hectómetros cúbicos que han sustituido por aguas procedentes de recursos no convencionales, lo que ha supuesto un sobrecoste a los usuarios de la cuenca del Segura de más de 41,5 millones de euros y un incremento en las emisiones de CO2 de más de 58 millones de kg de CO2".

El Gobierno de Murcia denuncia el "chantaje" del Ministerio a los regantes