miércoles 19/1/22

El Gobierno crea un departamento que velará por que las inversiones del Plan de Recuperación no dañen el medioambiente

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico contará con una nueva división que se encargará del seguimiento de la aplicación de la normativa ambiental en el despliegue de los 69.528 millones de euros atribuidos por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, según publica este jueves el Boletín Oficial del Estado.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico contará con una nueva división que se encargará del seguimiento de la aplicación de la normativa ambiental en el despliegue de los 69.528 millones de euros atribuidos por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, según publica este jueves el Boletín Oficial del Estado.

El objetivo de esta división será lograr que el despliegue de estos fondos europeos cumplen el principio dictado por la UE de que las inversiones no causan un daño significativo al medio ambiente y que se alcanzan unos porcentajes predeterminados de contribución en materia medioambiental y climática.

La División para el Seguimiento de la Aplicación de la Normativa Medioambiental dependerá de la Subsecretaría para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para garantizar que la asignación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia impulsa la recuperación y logra el máximo impacto contra cíclico.

Dicho plan establece que la transición ecológica es uno de los 6 pilares de actuación y que el Mecanismo deberá apoyar este principio, contribuyendo a los objetivos climáticos europeos.

No obstante, esta división tiene vocación de permanencia, ya que según informa el BOE, su "horizonte temporal va mucho más allá que el del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, siendo a este respecto significativos los compromisos asumidos por España bajo el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, y el Reglamento (UE) 2020/852 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de junio de 2020 relativo al establecimiento de un marco para facilitar las inversiones sostenibles y por el que se modifica el Reglamento (UE) 2019/2088.

De ese modo, se encargará de velar por que la ejecución de las políticas públicas no tenga efectos directos o colaterales dañinos para el medio ambiente, y de acreditar este extremo ante instancias internacionales, y en particular ante la Unión Europea.

Entre sus funciones estará el asesoramiento a otros Ministerios del cumplimiento del principio de no causar daño significativo al medio ambiente y en el etiquetado climático; informar, coordinar y supervisar la implantación de las políticas públicas con la finalidad de que sean conformes a la política medioambiental española y a la normativa comunitaria.

Asimismo, se encargará de elaborar guías de aplicación, ejecución y seguimiento, involucrar al tercer sector y a las empresas en la implementación de políticas conformes a la normativa medioambiental.

Igualmente se encargará de formación al personal del departamento y del resto de departamentos de la Administración general del Estado sobre elaboración de normativa y en la convocatoria de subvenciones y licitaciones públicas en el ámbito medioambiental.

El Gobierno destaca que hasta el momento, la Subsecretaría para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de su Gabinete Técnico, ha desempeñado labores de coordinación y asesoramiento a todos los Departamentos de la Administración General del Estado en el cumplimiento del principio de no causar daño significativo y en los requerimientos de etiquetado climático.

Su participación en la elaboración del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, asegurando el cumplimiento de los requisitos medioambientales de sus 30 componentes y asumiendo la interlocución con la Comisión Europea en estos aspectos, ha reafirmado esta línea de actuación y a la vez es el detonante de que se considere necesaria su formalización de cara al futuro, atribuyendo esta función a un órgano administrativo predeterminado y especializado en la materia.

De ese modo, el Gobierno señala que las funciones de asesoramiento deberán residir en Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico no sólo por sus competencias en materia medioambiental sino también por su conocimiento e implicación en la negociación del Reglamento (UE) 2020/852, del Parlamento Europeo y del Consejo (Reglamento de Taxonomía), y las cuestiones de mitigación y adaptación al cambio climático, la sostenibilidad de los recursos naturales, el potencial ecológico de las masas de agua, la energía, la economía circular, los residuos o la restauración y conservación de la biodiversidad.

El Gobierno estima que estas funciones requieren de una especialización del personal y una coordinación directa con las Secretarías de Estado del Departamento y el resto de Departamentos ministeriales. De ese modo, justifica que es "necesaria la creación" de esta división adscrita a la Subsecretaría del MITECO.

El Gobierno crea un departamento que velará por que las inversiones del Plan de...
Comentarios