sábado 27/11/21

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El general español Fernando Luis Gracia Herreiz asumirá durante el primer semestre de 2021 el mando de la misión de la Unión Europea en Malí, que se encuentra en plena reestructuración para ampliar a más zonas del país la labor de adiestramiento a sus fuerzas de seguridad y pretende además extender esta tarea al resto de países que conforman el G5 Sahel (Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger).

El general de brigada del Ejército de Tierra Gracia Herreiz está actualmente destinado en el Eurocuerpo como Jefe Adjunto de Operaciones de su Estado Mayor y será el tercer general español en ponerse al frente de la misión europea en Malí, que nació en el año 2013 como apoyo a las fuerzas de seguridad locales ante la inestabilidad del país.

En total, la misión europea en Malí cuenta con unos 600 efectivos, de los que casi la mitad son españoles. Estos números serán casi duplicados durante los próximos meses, según ha revelado el general Gracia en rueda de prensa virtual desde Estrasburgo. España ya ha anunciado su intención de aumentar el contingente desplegado en esta misión, que en total espera alcanzar los 1.100 efectivos a mediados del próximo año.

Este aumento de capacidades está orientado a las nuevas misiones encomendadas a la operación en su quinto mandato, que se prolongará hasta el año 2024. Hasta ahora, la misión EUTM Malí centralizaba las labores de entrenamiento a los militares malienses en la localidad de Koulikoro, pero el nuevo objetivo pretende trasladar estas labores de adiestramiento a todo el territorio del país y extenderlo además a los países del G5 Sahel.

El general Gracia ha explicado que el trabajo desarrollado durante los últimos años ha demostrado la necesidad de que los militares europeos se trasladen a las zonas donde operan las fuerzas de seguridad malienses para desarrollar las labores de instrucción que les doten de "autosuficiencia y autonomía".

NUEVAS BASES

Malí es un país con un territorio muy extenso y este nuevo objetivo obligará a la construcción de nuevas bases en el centro y norte del país, además de redoblar las medidas de seguridad ante el aumento de la inestabilidad que sufre la zona.

Pero además, el objetivo es extender el adiestramiento a las fuerzas armadas del resto de países del G5 Sahel, con Burkina Faso como prioridad. Esto entraña dificultades también de tipo legal ante la necesidad de contar con autorizaciones para trabajar en esos países y el desplazamiento de militares armados por su territorio, según ha explicado el general portugués Herminio Maio, director adjunto del MPCC del Eurocuerpo.

La misión en Malí se encuentra ahora además en un proceso de interinidad debido a la pandemia y al golpe de estado perpetrado en el país este verano. Sin embargo, el jefe del Eurocuerpo, el teniente general francés Laurent Kolodziej ha insistido en que se han extremado las medidas de seguridad.

Un general español liderará la misión de la UE en Malí el primer semestre de 2021
Comentarios