sábado. 20.04.2024

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

España se encuentra entre los nueve países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que han elaborado un documento estratégico que proporciona directrices sobre cómo abordar la desinformación y reforzar integridad de la información a nivel nacional.

Así lo pone de relieve la OCDE en un nuevo informe 'Hechos, no falsificaciones: abordar la desinformación, fortalecer la integridad de la información', que la organización ha dado a conocer este lunes 4 de marzo.

"Ninguna democracia puede resolver por sí sola el problema de la creciente desinformación, pero cada democracia puede apoyar un periodismo independiente y diverso, fomentar la rendición de cuentas y la transparencia de las plataformas en línea y ayudar a desarrollar la alfabetización mediática de los ciudadanos para fomentar el consumo crítico de contenidos, abordar el desafío de la desinformación y su efecto corrosivo sobre la confianza", ha dicho el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

En concreto, los datos del estudio al que ha tenido acceso Europa Press señalan que Australia, Estonia, Letonia, Lituania, Portugal, España, Países Bajos, Italia y Estados Unidos son los nueve países que han elaborado planes en esta materia. Otros países, como Irlanda y Alemania, están en proceso de desarrollar estrategias nacionales centradas específicamente en estos asuntos.

En cuanto a España, la OCDE destaca en su informe que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) lanzó en 2023 el 'Programa Democracia' para apoyar el diálogo social y los intercambios de conocimientos entre España, otros países europeos, América Latina y el Caribe, con el objetivo de reforzar los valores democráticos.

Uno de los pilares clave de este programa es la protección de Derechos Humanos y libertades fundamentales, en especial, la libertad de expresión y libertad de prensa a través del apoyo a periodistas, informadores, activistas, académicos en la libre expresión y difusión de ideas y puntos de vista que favorezcan un diálogo razonado y equilibrado.

Según pone de relieve la OCDE, previamente, en el año 2022 España creó el denominado 'Foro contra las Campañas de Desinformación en el ámbito de la Seguridad Nacional', como un espacio de colaboración público-privada para avanzar en el conocimiento de la amenaza que suponen las campañas de desinformación y el estudio de las posibles estrategias para abordarla.

La OCDE ha destacado que este informe es "la primera evaluación de referencia sobre cómo los gobiernos están mejorando sus medidas de gobernanza y su arquitectura institucional para proporcionar un entorno propicio donde la información confiable pueda prosperar, al tiempo que garantiza la protección vigilante de las libertades fundamentales".

De este modo, la investigación detalla riesgos específicos, incluida la difusión de desinformación durante los períodos electorales, la manipulación de información extranjera y las campañas de interferencia, y las implicaciones de la inteligencia artificial generativa. Basado en parte en una encuesta realizada en 23 países de la OCDE, el informe incluye estudios de casos y ofrece recomendaciones sobre cómo los gobiernos pueden desempeñar un papel positivo, pero no intrusivo en esta materia.

"Abordar la desinformación nunca debe consistir en controlar la información. Necesitamos un enfoque político sólido y adecuadamente equilibrado para garantizar que los ciudadanos tengan el beneficio de un entorno de información abierto y sólido en el que puedan debatir libremente y generar consenso. El debate libre, abierto y sólido es fundamental para abordar los complejos desafíos políticos de nuestro tiempo", ha afirmado el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

España, entre los países de la OCDE que cuentan con una estrategia contra la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad