jueves. 29.09.2022

Detienen en Murcia y Alicante a dos "peligrosos" atracadores especializados en oficinas bancarias huidos de la justicia

Atracaron un banco en Murcia, mientras uno de ellos se encontraba de permiso penitenciario, y poco después otro en Alicante

Atracaron un banco en Murcia, mientras uno de ellos se encontraba de permiso penitenciario, y poco después otro en Alicante

MURCIA, 1 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a dos "peligrosos y "escurridizos" atracadores especializados en oficinas bancarias, junto a tres colaboradores, por asaltar presuntamente dos entidades en las provincias de Alicante y Murcia, según han informado fuentes del Instituto Armado.

La operación 'Seim-Veterano' se inició el pasado mes de marzo, cuando guardias civiles del Equipo de Policía Judicial de Beniel abrieron una investigación para esclarecer un robo con intimidación cometido en una oficina bancaria de la pedanía murciana de Cobatillas, llevado a cabo por dos varones que iban armados, uno de ellos con una pistola y el otro con un cuchillo de grandes dimensiones.

Durante el robo, los autores llegaron a maniatar con bridas de plástico y retener a un total de seis personas, hasta que consiguieron su objetivo: la apertura de la caja fuerte de la entidad y se apoderaron de más de 40.000 euros.

Tres de los retenidos eran clientes que acudieron a realizar gestiones propias y coincidieron en la oficina durante el desarrollo del asalto y fueron tomados como rehenes.

Los investigadores reconocieron e identificaron a uno de los autores, que resultó ser un conocido atracador, con abultado historial delictivo por hechos similares, quien, además, se encontraba en situación de búsqueda y detención con orden de ingreso en prisión desde hacía más de un año por no regresar al centro penitenciario donde se encontraba cumpliendo condena por hechos de la misma naturaleza, tras disfrutar de un permiso.

Unos meses después, en mayo, efectivos de la Guardia Civil de Alicante detuvieron al presunto autor de un atraco a una oficina bancaria de Benijófar.

Fue un robo con violencia e intimidación cometido con el mismo 'modus operandi' que el de Murcia. Durante el robo, los autores emplearon un arma de fuego y retuvieron en el interior de la sucursal a una empleada de la oficina.

En este caso, al llegar la Policía Local, se dio a la fuga con un vehículo tras amenazar con la pistola a la rehén y conducirla hasta el lugar de estacionamiento, donde la abandonó y huyó en el vehículo.

CONDUCCIÓN TEMERARIA

Guardias civiles de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Torrevieja detuvieron al presunto atracador en San Miguel de Salinas, tras conducir de manera temeraria por la autopista AP-7, en sentido contrario al establecido y saltándose la barrera del peaje de Los Montesinos.

En el momento de la detención el presunto atracador portaba consigo, entre otros efectos, una pistola, un arma blanca y un teléfono móvil. También se verificó que sobre el arrestado pesaba una orden de ingreso en prisión.

Tras la detención, efectivos del Equipo de Policía Judicial de Almoradí abrieron otra investigación para esclarecer el atraco a la entidad bancaria y detectaron coincidencias con los objetivos a los que se seguía la pista desde Murcia, por lo que se creó un equipo conjunto de investigación con el objetivo de esclarecer ambos hechos delictivos y localizar a todos sus autores.

Los primeros pasos de la operación conjunta 'Seim-Veterano' permitieron a los investigadores constatar que el detenido en San Miguel de Salinas por el atraco en Benijófar era, presuntamente, el otro presunto autor del atraco cometido en Murcia.

Además se comprobó que ambos experimentados delincuentes dirigían un grupo delictivo en el que integraban a otras personas que colaboraban con los primeros en sus actividades delictivas.

Los guardias civiles continuaron con la investigación para localizar al otro cabecilla y al resto de colaboradores del grupo delictivo.

Los indicios obtenidos tras la primera detención, así como otras pesquisas, fueron determinantes para localizar al atracador huido de prisión, quien se había ocultado en una vivienda en la zona rural del municipio murciano de Fortuna, con la que no tenía ningún vínculo documental.

En este inmueble había establecido su centro de operaciones y ocultación, y desde allí se desplazaba para realizar actividades de vigilancia y estudio de sus próximos objetivos, en todos los casos oficinas bancarias.

La investigación desarrollada por la Guardia Civil permitió constatar que el grupo delictivo tenía planificado su nuevo golpe: un atraco a una oficina bancaria que ya tenían perfectamente estudiada y que, al parecer, su ejecución iba a ser inminente, lo que aceleró la fase de explotación de la operación con el fin de evitar su comisión y correr riesgos para terceras personas que pudieran derivarse de un nuevo hecho delictivo de este tipo.

La Guardia Civil llevó a cabo entonces, previa autorización judicial, la entrada y el registro del inmueble de Fortuna, donde se detuvo a este escurridizo delincuente y a otros dos colaboradores más.

Poco después, en Almoradí también se detuvo al quinto integrante del grupo delictivo. Estos tres últimos colaboraban con los cabecillas, les prestaban el apoyo necesario para cometer los atracos y para ocultarse y así evitar ser localizados.

En el registro de Fortuna se incautaron armas, munición y otros efectos relacionados con la actividad delictiva ahora esclarecida. Algunas de las armas se encontraban municionadas, con 'bala en recámara' y dispuestas para disparar en cualquier momento.

En total se han incautado tres pistolas, un subfusil con silenciador, dos armas largas, munición metálica del mismo calibre que las armas incautadas, armas blancas y objetos utilizados en los atracos, como bridas y guantes, entre otros.

A los detenidos se les atribuye la presunta autoría de los delitos de robo con violencia e intimidación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, encubrimiento y contra la seguridad vial, por conducción temeraria.

Los detenidos, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes, que han decretado el ingreso en prisión de los dos cabecillas y uno de los integrantes del grupo delictivo ahora desarticulado.

La operación, dirigida judicialmente por los juzgados de instrucción número 2 de Cieza y número 4 de Torrevieja, ha sido desarrollada por los equipos de Policía Judicial de Beniel y Almoradí, que han contado con el apoyo de las USECIC de Torrevieja y Murcia, y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Zona de Murcia.

Detienen en Murcia y Alicante a dos "peligrosos" atracadores especializados en oficinas...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad