lunes. 27.05.2024

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de la iglesia de Nuestra Señora del Pilar de Valladolid, la ermita de la Monjía de Fuentetoba (Soria) y el Convento de las monjas franciscanas de la Tercera Orden Regular de Porta Coeli de El Cabaco (Salamanca), como bienes de Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento.

La Iglesia de Nuestra Señora del Pilar se localiza en el nuevo barrio obrero de la Pilarica que surge a principios del siglo XX a las afueras de la ciudad de Valladolid, para albergar a los numerosos inmigrantes que buscan trabajo en la incipiente industria vallisoletana.

Más conocida como iglesia de la Pilarica, es construida a instancia de Rafael Cano Rodríguez-Cairo, catedrático de Derecho en la Universidad de Valladolid, y su esposa Tadea de Prado y Beltrán, en memoria de su hija Pilar, recientemente fallecida, según proyecto del entonces arquitecto municipal Juan Agapito y Revilla. El templo fue consagrado e inaugurado el 12 de octubre de 1907, en estilo neogótico como capilla privada, si bien no fue parroquia hasta 1968.

Por su parte, la ermita de la Monjía se encuentra situada en el pueblo de Fuentetoba, en el término municipal de Golmayo, a unos 10 kilómetros de la ciudad de Soria. Se ubica en la ladera meridional de Pico Frentes, en un lugar pintoresco muy cerca del nacimiento del río Golmayo, en un entorno de gran interés.

La Monjía tiene su origen en la Edad Media, debido a una incautación o posesión de tierra de nadie con autorización o permiso del Rey, a favor de los Monjes Benedictinos venidos de Valvanera, con el fin de conseguir pastos y prados para el ganado.

Según aparece en el Padrón de vecinos de Soria en el siglo XIII, concedido por el Rey Alfonso X en el año 1270, existían dos Fuentes Tobas en este terreno: la de Medio a media falda de la sierra, que sería la actual Monjía con su monasterio de frailes benitos, y Fuentetoba de Yuso, la de abajo, que estaría en el poblado que hoy conocemos como el núcleo antiguo de Fuentetoba.

Asimiemo, el convento de monjas franciscanas de la Tercera Orden Regular de Porta Coeli se encuentra enclavado en la vertiente sur de una de las estribaciones montañosas del norte de la Sierra de Francia, en el Zarzoso, en el término municipal de El Cabaco, en Salamanca. Fue fundado por el mariscal don Gómez de Benavides, señor de la villa de Frómista y de Val de Matilla y su construcción se inicia en 1444.

El edificio del convento forma un rectángulo irregular con centro en el claustro, a partir del cual se disponen el resto de las dependencias. Un muro de unos cuatro metros de altura delimita la huerta del convento y se extiende hacia el norte en un profundo desnivel.

La iglesia y el convento son obra del siglo XV.

Declarados BIC la iglesia de la Pilarica, la ermita de La Monjía y el convento de Porta...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad