sábado 15/5/21

Arrimadas afirma que nunca ha hablado de cargos con Casado y avisa al PP de que "Ciudadanos no está en venta"

Cree que una España sin Cs sería "mucho peor" y asegura que luchará por su proyecto "liberal y de centro"
Archivo - La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, en un acto electoral de la coalición PP+Cs en Guernica (Vizcaya).

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha afirmado este martes que nunca ha hablado de cargos con el líder del PP, Pablo Casado, y ha avisado a este partido de que "Cs no está en venta", después de que los 'populares' revelaran que el verano pasado ofrecieron que la dirección de la formación naranja se integrara en la del PP y que Arrimadas se convirtiera en la portavoz en el Congreso.

"Nosotros nunca hemos hablado de cargos. Y aunque me lo hubiera dicho, Ciudadanos no está en venta y yo no me vendo por un cargo. No entiendo por qué está diciendo esto el señor Casado", ha respondido Arrimadas, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, cuando le han preguntado si hablaron de esa oferta a la que se refieren los 'populares'.

Sobre si se analizó la posible integración de Cs en el PP, ha dicho: "Nosotros hemos hablado de muchas cosas y yo le ofrecí ir juntos en Cataluña como una coalición electoral, la misma fórmula que en Euskadi" --donde concurrieron a las urnas como PP+Cs el pasado julio-- "y no quisieron".

Arrimadas considera que si el PP se negó a formar una alianza con su partido en Cataluña para "sumar esfuerzos frente al nacionalismo" ante los comicios del pasado 14 de febrero, es "evidente" que no tenía "ninguna intención de sumar en ningún otro sitio".

CIUDADANOS "ES UN PARTIDO INDEPENDIENTE"

Ha reiterado que Ciudadanos "es un partido independiente" que se define como "liberal, de centro y limpio" y que tiene "muchas diferencias con el PP". Por ejemplo, que no está dispuesto a "repartirse a los jueces" con otras formaciones políticas, defiende una regulación garantista de la eutanasia, combate "el clientelismo", quiere "luchar contra el nacionalismo, no pactar con él" y apuesta por "llegar a acuerdos entre diferentes".

A pesar de ello, "nunca he tenido problema" para plantear alianzas electorales "en Cataluña o en Euskadi, en los momentos importantes y en los lugares difíciles", ha añadido, aunque ha aclarado que "una cosa es sumar con una coalición y otra cosa es que (el PP) pueda comprar un partido ofreciendo un cargo". "Eso es lo que han hecho en Murcia con los tránsfugas y lo que no van a conseguir", ha subrayado.

Desde su punto de vista, hay líderes en el PSOE y el PP que viven en una "burbuja" porque nunca han trabajado fuera de la política y por eso "están obsesionados con los cargos" y los ofrecen como contrapartida. "Pero a mí lo que me importa son los proyectos y los ciudadanos", ha insistido, abogando por hablar menos de "carguitos" y de "pugnas de partido" y centrarse en "las cosas de comer".

Tras recordar que ella sí trabajó en empresas antes de meterse en política, Arrimadas ha manifestado: "Para mí, lo más importante es que mientras estemos en política seamos útiles, hagamos las cosas bien y que nuestro paso por esta etapa sea fructífero para el país. No me preocupa nada más, ni mis cargos, ni voy a hacer nada malo para España por defender a mi partido. Eso lo harán otros".

Refiriéndose a la afirmación de Casado de que no pudo "ser más generoso con Ciudadanos" en sus ofrecimientos para pactar una convergencia entre ambos partidos, la líder de la formación naranja ha admitido que "lo cómodo es olvidarte de tus principios y aceptar un cargo".

ALGUNOS SE VAN DE Cs PORQUE DEFENDER EL CENTRO ES DIFÍCIL

Sin embargo, cree que el proyecto de Cs "merece la pena" y que "hay que seguir luchando" para mantenerlo, pese a las fugas de cargos 'naranjas' que se han pasado al PP en las últimas semanas, a raíz de la moción de censura fallida contra el presidente de la Región de Murcia, el 'popular' Fernando López-Miras, y la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), de romper el acuerdo de gobierno con Cs y convocar elecciones anticipadas.

Respecto a las fugas, Arrimadas ha señalado que defender el "centro político" que representa Ciudadanos siempre ha sido una tarea difícil "en esta España de bandos y polarizada", y entiende que puede resultar "más fácil irte a un partido grande que te ofrece grandes cargos", donde los casos de corrupción "se tapan" y donde solo se alcanzan acuerdos con otras formaciones políticas para "repartirse tres o cuatro cargos".

Ha defendido el derecho de los españoles a votar al PP o al PSOE si lo desean, pero también que quienes prefieran una opción liberal que ponga "sensatez, acuerdos, buena gestión y lucha contra la corrupción" la puedan elegir. "Yo no me imagino un país sin Ciudadanos, porque estaríamos mucho peor, otra vez en manos no ya del bipartidismo, sino del 'bibloquismo'", ha afirmado.

NO SE ARREPIENTE DE LAS MOCIONES EN MURCIA

Por otro lado, ha asegurado que no se arrepiente de las decisiones tomadas en Murcia, donde Cs se alió con el PSOE para echar al PP del Gobierno autonómico y del Ayuntamiento de Murcia, sin conseguirlo en el primer caso porque López-Miras integró en el Ejecutivo a diputados de Cs a cambio de que votaran en contra de la moción de censura.

"¿Cómo me puedo arrepentir de luchar contra la corrupción? De lo que me arrepiento es de no haber explicado mejor" lo que ocurría allí con el PP y de no haber hecho "una buena comunicación" respecto a las mociones de censura, ha declarado.

En cualquier caso, la presidenta de Ciudadanos sostiene que lo que ha hecho después el PP, que "ha comprado a dos grupos parlamentarios" en la Asamblea de Murcia, el de Cs y el de Vox, "no solo a los tránsfugas", da "la razón" a su partido. "No podemos permitir que al final los buenos sean los que tapan la corrupción o los que compran a tránsfugas", ha agregado.

Por último, sobre la intención del Gobierno de Pedro Sánchez de poner fin el 9 de mayo al estado de alarma que se aprobó para adoptar medidas frente al coronavirus, Arrimadas ha indicado que lo importante es hablar de las restricciones que se van a necesitar, en función de cómo vaya a evolucionar la pandemia y de cómo avance el proceso de vacunación.

Y a partir de ahí, cree el Ejecutivo central debería llegar a un acuerdo con la oposición y con las comunidades autónomas sobre si el marco jurídico que ampare esas restricciones puede ser la declaración de actuaciones coordinadas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud o si se precisa el estado de alarma. "Pero saquemos ya las peleas partidistas de esto", ha pedido.

Arrimadas afirma que nunca ha hablado de cargos con Casado y avisa al PP de que...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad