lunes 23/5/22

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha avisado este miércoles al Gobierno de que el cese de la hasta ahora directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, no cierra la "crisis" del espionaje.

En la sesión de control en el Parlament, ha reclamado de nuevo transparencia, asunción de responsabilidades y garantía de no repetición: "Hasta que esto no pase, nadie puede dar ninguna crisis por matizada ni resuelta", ha dicho en respuesta a la pregunta del presidente de Junts en la cámara, Albert Batet.

Según Aragonès, se equivoca quién piense que la decisión de destituir a Esteban se acaba la depuración de responsabilidades que exigen, y ha asegurado que el Ejecutivo central está "lejos de cumplir" las demandas que le han puesto sobre la mesa.

Poco antes, Batet ha coincidido en que el cese de la directora del CNI no es suficiente, y tras añadir que no puede servir "como cabeza de turco", ha defendido ante Aragonès que no se puede dialogar con los que espían al independentismo, en sus palabras.

Por ello, el presidente de la Generalitat ha reiterado su exigencia de que se desclasifiquen las autorizaciones judiciales que permitieron dicho espionaje así como el resto de la información relacionada con este caso, y que se asuman "responsabilidades políticas".

"Tenemos que saber quién estaba al caso, quién ordenó el espionaje y que se deriven responsabilidades", ha reclamado Aragonès, que ha preguntado al Gobierno si considera que el independentismo es una amenaza teniendo en cuenta que sigue defendiendo el derecho a la autodeterminación y la amnistía.

Para Batet, el Gobierno "se lava las manos, no da la cara, no aprueba la comisión de investigación de la mano de PP y Vox y no tiene voluntad de publicar los documentos vinculados" con el caso, y ha lamentado que el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, no haya dado explicaciones al respecto.

SOBRE PUIGDEMONT

En la intervención del presidente del PP, Alejandro Fernández, ha preguntado a Aragonès por la reunión que el expresidente catalán Carles Puigdemont mantuvo con un emisario ruso el día antes de la declaración de independencia de 2017.

Aragonès ha replicado que él puede responder por los hechos protagonizados por el Govern desde hace un año, y le ha recordado en 2017 no era presidente de la Generalitat: "Reuniones con Putin, la de Mariano Rajoy en 2013. Fue recibido por Putin. ¿Les tengo que pedir responsabilidades a ustedes? Pueden tirar del hilo, pero es muy corto".

Así, ha acusado a los populares de intentar generar "una fractura en el compromiso europeista" del catalanismo político, y ha mostrado su confianza en Europa en todos los puntos de vista, también en el judicial.

Sin embargo, Fernández ha acusado a Aragonès de no condenar la reunión de Puigdemont con un emisario ruso, y ha calificado de "inmoral" que los socialistas mantengan su pacto con Junts en la Diputación de Barcelona y con ERC en el Congreso

"Mantienen acuerdos con los que pretendían negociar con la mafia y convertir Cataluña en un paraíso fiscal de las criptomonedas. Menuda vergüenza señor Illa", le ha espetado.

Aragonès avisa de que el cese de la directora del CNI no cierra la "crisis" del espionaje
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad