lunes. 06.02.2023

Calviño espera que toda la banca se sume a las medidas en hipotecas: "Es momento de arrimar el hombro"

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha expresado este martes su confianza en que todas las entidades financieras apliquen y se sumen a las medidas para aliviar la carga hipotecaria a las familias más vulnerables y a las de clase media.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha expresado este martes su confianza en que todas las entidades financieras apliquen y se sumen a las medidas para aliviar la carga hipotecaria a las familias más vulnerables y a las de clase media.

"Yo confío en que se sumen todas las entidades, porque es el momento de arrimar el hombro y de ayudar a los ciudadanos. Creo que la que no se sume tendrá un alto coste reputacional", ha afirmado la vicepresidenta, que ha señalado que las nuevas medidas para familias de clase media se aplicarán durante dos años, mientras que el Código de Buenas Prácticas para familias vulnerables será de carácter permanente.

Calviño ha explicado que no se ha confirmado el acuerdo con todo el sector bancario porque algunas patronales bancarias no pudieron consultar anoche con todos sus miembros el texto del acuerdo, que amplía y refuerza la protección a las familias más vulnerables afectadas por la subida de los tipos de interés y que también da un marco de protección a las familias hipotecadas de clase media.

Preguntada por si la banca tendrá que aumentar sus provisiones como consecuencia de estas medidas, la vicepresidenta ha indicado que se ha trabajado "intensamente" también con el Banco de España para que todo el paquete de medidas que se aprobará este martes tenga un impacto reducido desde el punto de vista de la calificación de créditos y no cause un "impacto significativo" en la situación de las entidades financieras.

Calviño ha apuntado además que habrá unos mecanismos para verificar que las entidades que se sumen a estas buenas prácticas cumplen con las mismas. En este sentido, ha señalado que la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero, cuya creación se aprobará también hoy vía proyecto de ley en el Consejo de Ministros, tendrá competencias para resolver conflictos de buenas prácticas y capacidad sancionadora cuando se incumplan sus resoluciones.

Pero, además de esta Autoridad, Calviño ha destacado que el propio Código de Buenas Prácticas prevé una comisión de control específico para vigilar que se cumplen estas medidas. Al mismo tiempo, el Ministerio ha encargado al Banco de España la elaboración de una guía para que los clientes afectados por las subidas de las hipotecas conozcan el "abanico" de opciones que ofrece el nuevo marco de protección.

MANTENIMIENTO DE CONDICIONES EN CASO DE CESIÓN DEL CRÉDITO A UN TERCERO

En cuanto a si el protocolo y el Código de Buenas Prácticas acordado se actualizará en caso de que el Euríbor siga subiendo, Calviño lo ha descartado pues, según ha argumentado, "con los umbrales que se han definido ya se cubre al universo de familias que se pueden ver más perjudicadas por la rápida subida de los tipos de interés".

En concreto, para los deudores hipotecarios vulnerables (con rentas inferiores a 25.200 euros al año, tres veces el IPREM) se ampliará y reforzará el Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012, de forma que podrán reestructurar el préstamo hipotecario con una rebaja del tipo de interés durante el periodo de 5 años de carencia (hasta Euríbor -0,10%, desde el Euríbor +0,25 actual).

Asimismo, se ampliará a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración, en caso necesario. Al mismo tiempo, ha explicado Calviño, se garantiza que estas condiciones se mantendrán cuando los créditos se cedan a un tercero, por ejemplo, a un fondo de inversión.

Los hogares con renta inferior a 25.200 euros al año que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca pero que no cumplan el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario podrán acogerse al Código con una carencia de 2 años, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

Por otro lado, se propone un nuevo Código de Buen Gobierno que dé alivio a los deudores de clase media en riesgo de vulnerabilidad por el incremento de la cuota hipotecaria, facilitando a las familias una adaptación más gradual al nuevo entorno de tipos de interés.

Podrán beneficiarse de estas medidas los hogares con renta inferior a 29.400 euros anuales (tres veces y media el IPREM) e hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022 que tengan una carga hipotecaria superior al 30% de su renta y que haya subido, al menos, un 20%.

Las entidades financieras deberán ofrecer a todos estos casos la posibilidad de congelación durante 12 meses de la cuota, un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta 7 años.

Calviño ha apuntado además que "se eliminarán totalmente" las comisiones o los costes para la conversión de hipotecas de tipo variable a tipo fijo, por lo que es previsible, ha afirmado, que aumenten estas conversiones. Al tiempo, ha subrayado que se suprimirán durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada.

"Estamos dando un abanico de posibilidades, de medidas, para que cada familia pueda acceder a aquella que se adecúe más a sus circunstancias, siempre se vea afectada negativamente por esta subida de los tipos de interés", ha resaltado la vicepresidenta.

Calviño espera que toda la banca se sume a las medidas en hipotecas: "Es momento de...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad