jueves 13/5/21

Aldeas Infantiles SOS alerta de que el número de niños tutelados en Aragón ha aumentado un 56% en un año

Aldeas Infantiles SOS ha alertado que el número de niños y adolescentes que crecen en el sistema de protección en Aragón ha ascendido a 1.075, produciéndose así un aumento del 56 por ciento en solo un año. La gran mayoría de estos jóvenes que han sido privados del cuidado parental y cuya tutela ostenta el Gobierno autonómico vive en acogimiento residencial y solo un 22 por ciento lo hace en acogida familiar.

ZARAGOZA, 6 (EUROPA PRESS)

Aldeas Infantiles SOS ha alertado que el número de niños y adolescentes que crecen en el sistema de protección en Aragón ha ascendido a 1.075, produciéndose así un aumento del 56 por ciento en solo un año. La gran mayoría de estos jóvenes que han sido privados del cuidado parental y cuya tutela ostenta el Gobierno autonómico vive en acogimiento residencial y solo un 22 por ciento lo hace en acogida familiar.

Así se desprende del último Boletín de Datos Estadísticos de Medidas de Protección a la Infancia, publicado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. En toda España hay 50.272 niños tutelados.

Por tipo de acogimiento, la modalidad residencial se ha incrementado de 282, en 2018, a 344, en 2019, lo que supone un aumento del 22 por ciento. Por el contrario, si se centra en la acogida de familias, se comprueba que se han reducido en un 34 por ciento, pasando de los 144 que había en 2018 a 95 en 2019. El resto se encontraban a 31 de diciembre en estudio o con una medida de apoyo previo a dictarse la medida protectora más adecuada.

El acogimiento residencial continúa, por tanto, siendo la medida de protección predominante --78 por ciento--, frente al familiar --22 por ciento--. Unos datos que contrastan con lo estipulado en la Ley del Menor, que señala que, ante la retirada de la tutela de un niño de sus padres, la primera medida de cuidado alternativo recomendada es el acogimiento familiar y, si es posible, en familia extensa, es decir, en aquellas familias que tienen un vínculo de parentesco con el niño.

Una mirada más detallada al acogimiento residencial en Aragón muestra una mayoría de niños --74 por ciento-- sobre niñas --26 por ciento--. Asimismo, el 60 por ciento son de nacionalidad extranjera y un 77 por ciento tienen entre 15 y 17 años.

En lo que al acogimiento familiar se refiere, el sexo de los menores está más equilibrado: un 53 por ciento son niños y un 47 por ciento niñas. El 63 por ciento son españoles y, si bien hay una ligera mayoría de adolescentes de entre 15 y 17 años, el desglose por grupos de edad arroja unas cifras muy similares entre los tres y los 14 años.

APUESTA POR LA PREVENCIÓN

Ante el aumento del número de niños y niñas en el sistema de protección, Aldeas Infantiles SOS ha reclamado una mayor inversión en las políticas de prevención con el fin de apoyar y fortalecer a las familias vulnerables y evitar así la separación de padres e hijos. Asimismo, ha recordado que 300.000 niños, uno de cada 25, están en riesgo de perder el cuidado de sus padres en España.

"En necesario adoptar medidas que nos permitan llegar a tiempo y evitar que las situaciones de riesgo deriven en desamparo; un mayor esfuerzo preventivo redundaría en el descenso del número de niños y niñas bajo la tutela de las Administraciones Públicas, supondría una reducción del gasto público y evitaría a los niños el trauma de la separación familiar", ha señalado el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig.

En Aragón, la organización ofrece un entorno familiar protector a 91 niños y niñas que han perdido el cuidado de sus padres, gracias a sus programas de protección. Cuenta para ello con una Aldea Infantil SOS, una Residencia de Jóvenes, un piso para niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados y un Programa de Apoyo al Acogimiento en Familia Extensa.

APOYO A LOS JÓVENES

El presidente de Aldeas Infantiles SOS, recuerda, además, que la mayoría de edad supone el cese de la medida protectora y hace que los jóvenes tutelados tengan que enfrentarse a un proceso de transición a la vida adulta mucho más abrupto que el del resto de sus iguales, situándolos en una clara desventaja.

Según el Boletín de Datos Estadísticos de Medidas de Protección a la Infancia, en 2019, 45 jóvenes que crecían con una medida de protección en Aragón cumplieron la mayoría de edad y tuvieron que hacer frente a la salida del sistema.

En este sentido, Aldeas ha sostenido que la obligación del Estado de proteger a quienes han estado bajo su tutela se extienda más allá de la mayoría de edad y pide una transformación del sistema de protección a la infancia que asuma la transición a la vida independiente como una fase más y prorrogue los apoyos necesarios para la plena integración de los jóvenes en la sociedad.

La organización de atención directa a la infancia se apoya en su experiencia: comienza a preparar a los jóvenes antes de que cumplan los 18 años y, tras la mayoría de edad, sigue acompañándolos hasta su plena integración social y laboral. Gracias a este apoyo, los chicos y chicas de los programas de Aldeas se independizan de media a los 27 años y lo hacen con mayores tasas de éxito que quienes se ven abocados a abandonar el sistema sin contar con los apoyos necesarios.

En 2019, Aldeas atendió en los distintos proyectos de su Programa de Jóvenes en Aragón a 119 chicos y chicas en proceso de integración sociolaboral tras cumplir la mayoría de edad.

Aldeas Infantiles SOS alerta de que el número de niños tutelados en Aragón ha aumentado...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad