domingo. 19.05.2024

BADAJOZ, 16 (EUROPA PRESS)

El abogado Fernando Fontán que representa a los hijos y el exmarido de Manuela Chavero en el juicio que se sigue desde este pasado lunes en la Audiencia Provincial de Badajoz por el asesinato de esta mujer en julio de 2016 en Monesterio, ha reclamado "el máximo castigo" por el hecho sucedido ese día, que tacha de "cruel" e "inhumano".

Al mismo tiempo, ha puesto el acento en la dolorosa situación por la que han pasado sus hijos o el padre de estos, que fue investigado durante varios años, mientras el acusado, Eugenio Delgado, estaba callado.

Así se ha pronunciado Fontán este jueves en su alegato final, en el que ha expuesto sobre lo sucedido ese día que "lógicamente cruel ha sido e inhumano, todavía más" y "no" porque lo diga él mismo, sino por el resultado de las pruebas como ya dijera el primer día; como también ha invitado a que el jurado piense en los hijos, en la madre, el padre fallecido y las hermanas, y en especial en los primeros con su madre desaparecida en primer lugar, cuando entonces contaban con 14 y 6 años, y que después supiesen que estaba "muerta".

"El hijo, que ha jugado con él (el acusado) en la Play su casa, es cruel, es inhumano", ha reiterado, y "más todavía" al conocer "todo el mundo" en Monesterio, Extremadura y en España que el padre de los hijos ha estado siendo investigado durante un año "y se calla".

Ante ello, ha reconocido que el padre de los hijos de Chavero llegó a su despacho "desencajado" y ha invitado a imaginar la situación por la que pasó, con ella desaparecida, él con sus hijos y que "encima" le investigan, "que te están digamos acusando, para que lo entiendan ustedes, de que ha desaparecido".

También se ha querido referir a la situación vivida por la familia de Manuela, así como por los miembros de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que, a los dos años, cuando cerraron las líneas de investigación del progenitor de los hijos de Manuela, "se vieron un poco, digamos, tocados en su trabajo, y empezaron de cero".

EL MÁXIMO CASTIGO

Al mismo tiempo, Fernando Fontán ha rechazado que se necesite de inteligencia para tener ocultado el cuerpo cuatro años, sino que "fue lo más fácil". "Es decir, vecina, lógicamente la veía, la codiciaba, pero no desde ese momento, sino desde siempre, porque si vive en Barcelona Manuela pues no le hubiese pasado nada, pero vivía en Monesterio y siendo vecina de toda la vida del pueblo y de él", que "aprovechó el momento y lo más fácil es en la casa" para después enterrarla en el campo.

Del mismo modo, ha abogado por "el máximo castigo" y que, después del resultado de las pruebas practicadas en el juicio y a tenor del cuestionario que se les facilite, no tengan prisa en llegar a un veredicto, dado que "puede ocurrir" que el compañero de la defensa, "en su buena labor" presente recurso, "lógicamente", ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, o que si hubiera un error se eche "atrás" la sentencia y se celebre un nuevo juicio, o que se recurra al Tribunal Supremo.

Y es que, para Fontán, el que el cuerpo de Manuela se le cayera de la pala cuando lo transportaba para enterrarlo, "es irrisorio", a la par que ha sostenido que si lo condenan a 25 años, "solo por asesinato" y siendo un interno "ejemplar" en la cárcel, si ahora tiene 27 años cuando tenga 35 o 36 "está en la calle, a la mitad de la condena seguramente".

"Por eso, el máximo rigor y la máxima pena que establece la legislación vigente", ha reclamado el letrado, para quien, ante el resultado de las pruebas, "el asesinato es evidente", mientras que sobre el abuso sexual ha invitado a pensar en los casos expuestos por las testigos que han pasado por el juicio y ha dicho que "podrían ser ellas" o "las prostitutas".

Sobre esto último, ha remarcado que "lógicamente" cuando hay una agresión o un abuso sexual contra una mujer "normalmente no hay testigos", por lo que se recurre a las pruebas de indicios: "es decir, una cosita, otra cosita, otra cosita, suma una prueba. Lógicamente, que esté desnuda, que haya quemado la ropa, y que vaya explicando, como vimos ahí (en la reconstrucción) como si estuviese vendiendo un dúplex o un piso, porque yo creo recordar que ni ha pedido perdón ni se ha arrepentido", y "por lo menos" por tener "oculto" el cuerpo ateniéndose a la "teoría" de la defensa.

El abogado de los hijos y el exmarido de Chavero reclama "el máximo castigo" por un...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad