miércoles. 06.07.2022

Normalidad en las universidades andaluzas en el primer día de exámenes de Selectividad

Más de medio millón de pruebas, siete toneladas de papel, custodiadas en un búnker con huellas digitales, sensores de movimiento y cámaras

Más de medio millón de pruebas, siete toneladas de papel, custodiadas en un búnker con huellas digitales, sensores de movimiento y cámaras

MÁLAGA, 14 (EUROPA PRESS)

Un total de 48.112 estudiantes andaluces procedentes de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Superior han comenzado este martes, con total normalidad, los exámenes de la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (PEvAU), antigua Selectividad. Este volumen de matriculaciones supone un 0,64% más que las producidas en el pasado año académico.

José Ángel Narváez, rector de la Universidad de Málaga (UMA), que este año es la encargada de coordinar la prueba a nivel regional coincidiendo con su 50 aniversario, ha destacado que esta PEvAU es "especial", así como "una alegría, un orgullo y una responsabilidad que han llevado hacia adelante con el mayor trabajo y la mayor entrega".

Así, ha señalado a los periodistas en la Facultad de Medicina de Málaga, que este año los estudiantes se enfrentan a un examen "ya en condiciones normales, con el COVID bastante amortizado" y con una prueba "que todavía tiene la forma y la estructura de cuando el COVID, es un proceso de transición del que estamos saliendo; sobre todo facilitar a los estudiantes el acceso a la universidad en las mejores condiciones".

Narváez ha agradecido al Vicerrectorado de Estudiantes y Deporte el trabajo llevado a cabo para preparar esta prueba: "Esto que ven que es un rato o que es una serie de exámenes es un trabajo en el que llevamos implicados desde septiembre del año pasado", atendiendo también a la experiencia de Jaén, que fue la sede coordinadora anterior.

Por su parte, el vicerrector de Estudiantes y Deporte, José Francisco Murillo, ha destacado la labor de edición, maquetación, impresión y ensobramiento de más de medio millón de exámenes para toda Andalucía, casi siete toneladas de papel, y con estrictas medidas de seguridad y confidencialidad.

Por ello, ha destacado la "plena normalidad a esta hora" en el conjunto de las universidades andaluzas y ha admitido que lo más complicado de coordinar estas pruebas de acceso a la universidad de 2022 ha sido la responsabilidad "altísima" y el tener preparado un espacio al que llaman búnker y en el que se han custodiado los exámenes.

Precisamente, ha explicado Murillo, para garantizar esa seguridad se han adoptado "todas las medidas técnicas y humadas", citando las cerraduras con huellas digitales, cámaras, sensores de movimiento y tres anillos de protección humanos: "la seguridad de todo el campus, la del centro donde está el búnker y personal de seguridad custodiando ese espacio". "Eso es lo que más nos preocupó y lo hemos solucionando de la mejor manera posible", ha enfatizado el vicerrector.

FUTURA SELECTIVIDAD Y APOYO DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS

Respecto a la futura selectividad, del curso académico 2022/2023, el rector de la UMA ha apuntado que no saben nada ni del Ministerio de Educación ni de la Junta de Andalucía: "Esperamos que nos digan algo. Lo que estamos esperando es que se establezca el marco en el cual debemos trabajar. Ahora mismo, la selectividad, aunque se diga que son diferentes, hay muy pocas diferencias entre unas comunidades y otras".

En este sentido, ha abogado por un planteamiento de las pruebas de acceso a la universidad que mantengan "la igualdad de oportunidades para todos, que facilite el que los estudiantes puedan formarse y no sólo preparar la prueba y que haga que seamos más eficaces y más eficientes". "No sabemos absolutamente nada de los pensamientos del Ministerio ni de la Junta de Andalucía más allá del deseo de hacerlo", ha apostillado.

Por último, cuestionado por el desequilibrio entre la oferta y la demanda de plazas en la Universidad de Málaga, el rector de la misma ha incidido en que la UMA pertenece al sistema público y le gustaría que los 8.690 estudiantes que se están examinando de la PEvAU pudieran quedarse en las instalaciones malagueñas.

"Lo que me gustaría garantizar es que todos estos estudiantes tengan un acceso a una universidad pública. El conjunto de las universidades andaluzas intentamos dar una oferta coherente y necesaria a las demandas sociales y por eso nos peleamos y discutimos tanto con las autoridades nacionales y regionales porque tenemos que ser universidades dispuestas a trabajar por la sociedad en la que estamos", ha defendido.

En este punto, Narváez ha reiterado que le gustaría que estos 8.690 estudiantes que se examinan en Málaga se quedaran en ella "si tuviéramos estructura, estrategias, fondos", pero, al menos, ha agregado, le gustaría "garantizar que las universidades públicas andaluzas pudieran absorber el completo de estudiantes que están haciendo la selectividad y no sea necesario que vengan universidades privadas". Es más, ha enfatizado en que si las universidades públicas estuvieran "bien apoyadas, --las privadas-- no serían necesarias".

Normalidad en las universidades andaluzas en el primer día de exámenes de Selectividad
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad