lunes. 20.05.2024

MÁLAGA, 22 (EUROPA PRESS)

La Escuela de RCP del Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga) ha entregado los Premios de RCP a más de 20 personas e instituciones por su compromiso con la reanimación cardiopulmonar.

El acto ha contado con la participación del presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Pedro J. Navarro, el delegado territorial de Salud y Consumo, Carlos Bautista, el delegado de Educación, Miguel Briones, el concejal de Seguridad de Málaga, Avelino Barrionuevo, la concejala de Medio Ambiente, Deportes y Movilidad de Vélez-Málaga, Rocío Ruiz y la delegada del Rector de la Universidad de Málaga para las relaciones en el Ámbito de la Salud, Natalia G. Casares.

El doctor Navarro, en su discurso, recordó que "la parada cardiorrespiratoria causa alrededor de mil muertes diarias en Europa. El Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar advierte que esta cifra se reduciría considerablemente si aumentara la formación en maniobras de resucitación cardiopulmonar y se contara con más desfibriladores por cada 10.000 habitantes. Cada minuto que pasa disminuye un 10% las posibilidades de supervivencia para la persona que ha sufrido un paro cardiaco Por este motivo es importante que el primer interviniente actúe con rapidez mientras llega la ambulancia".

La parada cardiaca sigue siendo la primera causa de muerte prematura en España. "En cualquier lugar y circunstancia nos podemos encontrar con una situación en la que tengamos que aplicar esas técnicas y salvar una vida", señalaron durante el evento.

La Escuela de RCP del Colegio de Médicos de Málaga, dirigida por el vicepresidente primero del Colegio de Médicos, Andrés Buforn, se creó en el año 2011 para dotar a la ciudadanía de los conocimientos necesarios y de calidad para poder afrontar ese momento que se puede dar en cualquier momento y en el que una respuesta adecuada marca la fina línea entre la vida y la muerte. La Escuela también ofrece cursos de RCP avanzada y forma a los futuros instructores de cursos.

En el acto se entregaron más de veinte reconocimientos, y cada uno recoge una historia diferente. Así, en cuanto a la Policía Local de Málaga, el 25 de junio de 2023 Antonio Cañero, de 66 años, había terminado de comer con su familia en un chiringuito de Huelin cuando sufrió una parada cardiorrespiratoria que podía haber resultado fatal, sin embargo salvó la vida gracias a la rápida actuación de los agentes Manuel Hurtado y Cristian Andrea Hidalgo -que se encontraban de servicio- que le realizaron la reanimación cardiopulmonar (RCP) y usaron el desfibrilador que equipaba su coche patrulla.

Meses después, el 31 de enero de este mismo año, los agentes Juan Pérez y Javier Villegas acudieron a un aviso en Teatinos donde un hombre se había desvanecido presentando síntomas de parada cardiaca. Estos agentes hicieron uso del desfibrilador de su vehículo, recobraron el pulso del infartado y salvaron su vida.

En cuanto a los policías locales de Vélez-Málaga, el 11 de junio de 2023 es una jornada difícil de olvidar para Valentina. Ese día se disponía a acudir a una comunión cuando una hipoglucemia le provocó una parada cardiorrespiratoria. Por suerte para ella, la patrulla de la policía local de Vélez-Málaga formada por el oficial Francisco Rey y el agente José María Rosado tardó pocos minutos en llegar y, tras evaluar la situación, usaron el desfibrilador con el que van equipados los vehículos de la policía local logrando reanimar a Valentina y salvándole la vida.

Justo dos meses después, el 11 de agosto otros dos agentes también de la policía local veleña Jerónimo López y Emilio Pérez, uno de ellos veterano y otro en prácticas, acudieron a una llamada porque un niño de apenas dos años de edad había sufrido un golpe de calor y apenas tenía pulso y respiración. La decidida intervención de ambos estabilizando al menor le salvó la vida.

En cuanto a los policías locales de Antequera, el 5 de julio de 2023 en las inmediaciones de la plaza de Capuchinos un hombre de 58 años se desvaneció y sufrió una parada cardiorrespiratoria, la diligente actuación de los agentes Alejandro Grau, Juan de Dios Mora y Víctor Narbona, que al llegar al lugar practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar y finalmente haciendo uso del desfibrilador semiautomático lograron que el hombre recuperara el pulso.

Y en cuanto a la Policía Nacional de Marbella, la mañana del 29 de septiembre pasado el agente José Manuel Lora se encontraba fuera de servicio haciendo unas compras en un centro comercial de la localidad. En un momento dado observó un revuelo alrededor de un hombre que yacía en el suelo sin pulso ni respiración. Tras darle dos descargas a la víctima con un desfibrilador, le practicó maniobras de RCP junto a varios guardias de seguridad del centro; gracias a esta intervención el paciente pudo contarlo.

Otra distinción ha sido para el enfermero Fernando Muñoz, que no podía imaginar que en el vuelo de vuelta tras terminar el camino de Santiago iba a encontrarse con una delicadísima situación. A los 15 minutos de despegar, la madre de un bebé de apenas 20 meses daba la voz de alerta, su pequeño había comenzado a convulsionar. Fernando y otra enfermera que volaba en el mismo avión lograron abrir las vías respiratorias del bebé, estabilizándolo y salvándole la vida.

Por otro lado, Corazones Solidarios es una asociación formada por sanitarios que realiza actividades de promoción de salud y solidarias en favor de colectivos de pacientes y familiares de Antequera y su comarca. Además, tiene una estrecha vinculación con el Colegio de Médicos y recientemente entregaron sus premios anuales en su sede comarcal. Recogió el reconocimiento su secretario general, el doctor Pablo de Rojas.

También se ha distinguido a la Unión Deportiva la Mosca, escuela de fútbol base en la zona Este de Málaga capital que cuenta con alrededor de 350 integrantes en sus equipos que van de los 4 a los 18 años. Conscientes de la importancia de contar con la formación adecuada en RCP no sólo han formado a sus monitores y monitoras, sino que también han apostado porque esos 350 chavales conozcan la importancia de esta formación.

Otra distinguida ha sido la doctora María Auxiliadora Naranjo Sánchez, que mientras realizaba un descanso en su trabajo en el Centro de Salud de Rincón de la Victoria en una cafetería cercana iba a tener que realizar una reanimación cardiopulmonar salvando así la vida de una persona.

También se ha distinguido al doctor Eduardo Rosell Vergara, cuya trayectoria profesional se ha fraguado en las del Clínico, pero además como hermano mayor de las Cofradías Fusionadas de las que fue hermano mayor. Ambas facetas se unieron cuando una Semana Santa salvó la vida de una mujer que sufrió una parada en plena salida procesional del Santísimo Cristo de la Clemencia. Por esta intervención, fue condecorado con la Medalla de Plata al Mérito de Protección Civil de Andalucía.

Commálaga también ha reconocido al doctor Miguel Nogués Herrero, colaborador habitual de la escuela de RCP y responsable de la formación en RCP del Hospital de Antequera. Recogió el reconocimiento por su implicación en la formación del estudiantado en técnicas de reanimación cardiopulmonar.

Y a la doctora Concepción Ruiz Gómez, firme defensora de la RCP, que lleva décadas divulgando su importancia por su implicación en la formación del estudiantado en técnicas de RCP. A diario, en su labor como médica especialista en Medicina Deportiva en la UMA transmite la necesidad de que la población sepa de estas técnicas.

También se ha distinguido a la Delegación de Educación de la Junta, en su titular, Miguel Briones, toda vez que la institución que encabeza lleva años apostando por la RCP en la maratón que todos los años se celebra en el pabellón de deportes de la UMA. Briones tiene una sensibilidad especial con este tema, que le ha llevado a iniciar un proyecto con Commálaga para llevar la RCP a las aulas.

El Colegio de Médicos reconoce a 20 personas e instituciones comprometidas con la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad