martes 19/10/21

Cinco investigados en una operación de la Guardia Civil contra la caza furtiva en la Axarquía

Agentes pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga han llevado a cabo la denominada operación 'Fiducia', contra el furtivismo de la cabra montés en la comarca de la Axarquía, que se ha saldado por el momento con dos personas detenidas y otras tres investigadas.
Archivo - Imagen de archivo de agentes de la Guardia Civil en el campo

MÁLAGA, 18 (EUROPA PRESS)

Agentes pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga han llevado a cabo la denominada operación 'Fiducia', contra el furtivismo de la cabra montés en la comarca de la Axarquía, que se ha saldado por el momento con dos personas detenidas y otras tres investigadas.

La operación se inició el pasado mes de diciembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varias personas podrían estar cazando de manera furtiva especies cinegéticas como la cabra montesa o el jabalí en un coto privado de caza ubicado en la localidad de Nerja (Málaga).

Como consecuencia de esta caza furtiva, el titular del citado coto privado constató que el número de ejemplares de cabra montés había descendido considerablemente, con el consiguiente perjuicio económico para el coto y sus asociados, por valor de más de 60.000 euros, según han informado desde el instituto armado.

Fruto de las investigaciones se pudo identificar a los cazadores furtivos, que resultaron ser residentes en la zona y propietarios de fincas agrícolas próximas al coto, lo que hacía que estas personas fueran conocedoras del lugar y de los movimientos que realizaban los animales objeto de caza, han indicado en un comunicado.

De hecho, en una de estas fincas agrícolas los agentes hallaron la instalación ilegal de una jaula trampa de grandes dimensiones. Los investigadores también pudieron determinar que estas personas realizaban las prácticas furtivas tanto de día como de noche, en cualquier época del año.

Asimismo, la Guardia Civil ha precisado que también realizaban esas prácticas siempre en el entorno a sus propiedades, lo que les permitía una huida rápida y facilitaba el traslado del trofeo abatido a sus viviendas.

Se han realizado seis registros donde se han intervenido diez trofeos de caza de cabra montés, 17 armas largas, más de 1.300 cartuchos de munición de diferentes calibres, visores nocturnos, miras telescópicas, focos de luz de gran alcance, un puntero láser, transmisiones, un cepo, u numerosos efectos para la práctica furtiva.

Entre las armas intervenidas destaca una escopeta completamente ilegal y carente de documentación y un arma cuyo calibre había sido modificado ilegalmente. En el desarrollo de la operación, los agentes del Seprona han contado con la colaboración del Servicio de Caza de la Junta de Andalucía y con la Federación Andaluza de Caza de Málaga.

A los detenidos e investigados se les imputan los delitos contra la fauna, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico. La operación ha sido dirigida por el titular del Juzgado número 1 de Torrox y por la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga.

Cinco investigados en una operación de la Guardia Civil contra la caza furtiva en la...
Comentarios