viernes. 08.12.2023

JAÉN, 13 (EUROPA PRESS)

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén ha juzgado a un sargento primero de la Guardia Civil acusado de abusar de una mujer a la que supuestamente llegó a proponer tener relaciones sexuales a cambio de "hacer la vista gorda" y no denunciarla por conducir sin carné y por lo problemas que estaban originando algunos de los perros que ella y su pareja tenían en el cortijo.

Los hechos se remontan al 7 de noviembre de 2018 cuando el acusado llamó desde el acuartelamiento donde prestaba sus servicios a esta mujer para que, según recoge el Ministerio Fiscal, se personara "sola" para resolver algunos temas que tenía pendientes.

El acusado ha declarado en el juicio que llamó a la mujer desde el teléfono del cuartel para pedirle que acudiera con su marido para resolver las quejas de algunos vecinos por los perros peligrosos que tenían en el cortijo.

Por su parte, la mujer ha dicho que la llamó y le pidió que acudiera "sola" para resolver temas pendientes. Ella pensó que se debía a que el acusado la había visto conducir esa mañana el coche y que sabía que no tenía permiso de circulación. No obstante, ha señalado que la llamada le pareció "rara" y que por eso pidió a su amiga que la acompañara y que la esperara fuera del cuartel.

Según la declaración de la denunciante, en el cuartel estaba solo el acusado y cuando ella entró la condujo hacia una estancia donde él, tras decirle que le gustaba, comenzó a "manosearme y sobarme". Fue entonces, ha dicho la denunciante, cuando le propuso "echar un polvo rápido" para solventar el tema del carné y los perros. "Me dijo que había otra forma de solucionarlo", ha relatado la mujer, que ha señalado que ella lo rechazó en todo momento.

Para abandonar el cuartel, la mujer le dijo que su amiga la estaba esperando fuera y fue entonces cuando, aprovechando que él fue a comprobarlo, ella abandonó el cuartel, mientras que él le decía que volverían a hablar al día siguiente. Nada más salir y tras contarle lo ocurrido a su amiga se fueron al cuartel de Martos (Jaén) para interponer la correspondiente denuncia.

Por su parte, el acusado ha negado los hechos y ha mantenido en su declaración que es "totalmente falso" y que se trata de "una denuncia falsa". El acusado ha admitido que la llamó para que "se personara con su marido" en el puesto de la Guardia Civil para abordar el tema de los perros, pero la que se presentó fue ella con "un actitud muy nerviosa y con ansiedad".

Ha manifestado que a la denunciante solo la había visto en dos ocasiones anteriores y siempre por el tema de los perros y de las quejas de los vecinos. Asimismo, ha dicho que le trasladó que iba a acercarse con el Seprona a ver el tema de los perros y que ella se marchó sin que hubiera ocurrido nada.

El Ministerio Fiscal ha calificado los hechos como constitutivos de un delito de abuso sexual con el agravante de superioridad por los que inicialmente reclama una pena de dos años y tres meses de cárcel y cuatro años de prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima. Además, le reclama que indemnice a la mujer en 6.000 euros por los daños morales causados.

Juzgan a un guardia civil acusado de abusar de una un mujer a la que propuso sexo paro...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad