martes 7/12/21

Un estudio revela que los ambientes humanizados y las poblaciones densas causan alta mortalidad en aves carroñeras

Un estudio, liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD- CSIC) en colaboración con cinco institutos de investigación y universidades, ha permitido determinar que los ambientes humanizados y las poblaciones densas son dos de las causas fisiológicas que contribuyen a una alta mortalidad en las aves carroñeras.
Archivo - Sierra de Cazorla donde se ha estudiado su población de buitres

JAÉN, 16 (EUROPA PRESS)

Un estudio, liderado por la Estación Biológica de Doñana (EBD- CSIC) en colaboración con cinco institutos de investigación y universidades, ha permitido determinar que los ambientes humanizados y las poblaciones densas son dos de las causas fisiológicas que contribuyen a una alta mortalidad en las aves carroñeras.

Estudios recientes ya habían confirmado que las aves carroñeras que habitan en el norte de España tienen una tasa de mortalidad más alta que las que habitan en el sur. La diferencia principal radicaba en que las zonas más septentrionales donde habitan se caracteriza por una intervención humana y una densidad poblacional mucho mayor en comparación con las más meridionales.

Ahora, se confirma con este estudio de la Estación Biológica de Doñana (EBD- CSIC). Para ello, el equipo de investigación ha comparado el estado de salud de dos poblaciones de buitres leonados, la especie carroñera principal proveedora de servicios ecosistémicos.

Este trabajo se basa en una aproximación ecofisiológica que incluye, además, información generada por dispositivos GPS que revelan los movimientos de 65 individuos adultos marcados el valle del Ebro y en la Sierra de Cazorla (Jaén).

El estudio ha permitido aclarar el papel del contexto social, las características del ambiente y de los rasgos individuales en el nivel de estrés y envejecimiento celular en buitres de estas dos poblaciones.

El investigador de la EBD-CSIC José Antonio Donázar ha indicado en un comunicado que lo novedoso del trabajo radica en que "aborda la respuesta individual de aves de larga vida al ambiente desde el punto de vista fisiológico, algo que prácticamente ha sido inexplorado hasta la fecha" y que "tiene repercusiones importantes de cara a la toma de decisiones futuras de gestión".

Los buitres del norte explotan áreas humanizadas que concentran mayores densidades de individuos, los cuales sea alimentan frecuentemente en granjas de ganadería intensiva y vertederos. "Todo esto supone una fuente de estrés crónico que se traduce en niveles más altos de marcadores hormonales de estrés, sobre todo, en lostelómeros más cortos", ha explicado Laura Gangoso, investigadora postdoctoral de la EBDCSIC y profesora-investigadora de la Universidad Complutense de Madrid.

"Este estudio demuestra la importancia de los telómeros como buenos indicadores biológicos de la calidad del ambiente en el que viven los individuos ya que reflejan los efectos acumulativos de dicho ambiente sobre la condición y calidad individual", ha señalado Gangoso.

Por su parte, Ainara Cortés-Avizanda, investigadora postdoctoral asociada al Grupo de Ecología y Demografía Animal del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (UIBCSIC), destaca que "estos resultados demuestran que vivir en áreas muy humanizadas tiene costes ocultos para grandes buitres, no fácilmente detectables".

Estas conclusiones se añaden a resultados previos obtenidos por el mismo equipo que mostraban menor supervivencia de los individuos que explotaban áreas más antropizadas. "En conjunto, esta suma progresiva de capas de conocimiento arroja sombras sobre el futuro de las poblaciones de aves carroñeras en un mundo cada vez más transformado por las actividades humanas", ha subrayado Ainara Cortés-Avizanda.

Un estudio revela que los ambientes humanizados y las poblaciones densas causan alta...