domingo 17/10/21

El TPLF se hace con el control de Lalibela, una ciudad patrimonio de la UNESCO en la región de Amhara

El Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) se ha hecho en las últimas horas con el control de la ciudad etíope de Lalibela, situada en la región de Amhara y reconocida como Patrimonio Mundial por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO), en medio de sus avances tras el estallido en noviembre del conflicto en Tigray (norte).

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) se ha hecho en las últimas horas con el control de la ciudad etíope de Lalibela, situada en la región de Amhara y reconocida como Patrimonio Mundial por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO), en medio de sus avances tras el estallido en noviembre del conflicto en Tigray (norte).

El vicealcalde de Lalibela, Mandefro Tadesse, ha confirmado en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC que la ciudad está bajo control de los rebeldes tigriña, al tiempo que ha señalado que, si bien no se han registrado disparos, la población está huyendo.

Asimismo, ha mostrado su preocupación por la seguridad de una serie de iglesias del siglo XIII excavadas en roca, que la convierten en un lugar sagrado para los cristianos ortodoxos etíopes, que componen la mayoría de la población de la ciudad. "Este lugar es patrimonio mundial y debemos cooperar para garantizar que este tesoro es preservado", ha argumentado.

En este sentido, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, ha reclamado al TPLF que "proteja este patrimonio cultural", al tiempo que ha reiterado el llamamiento de Washington a las partes en conflicto a "poner fin a la violencia e iniciar conversaciones para lograr un alto el fuego negociado".

Price ha solicitado además al TPLF que "retire inmediatamente sus fuerzas militares asociadas de las regiones de Amhara y Afar", donde el grupo ha lanzado ofensivas militares en las últimas semanas tras recuperar el control de la capital de Tigray, Mekelle, en una expansión del conflicto en el norte del país africano.

Asimismo, ha pedido al gobierno regional de Amhara que retire igualmente a sus fuerzas de la zona occidental de Tigray y al Gobierno de Eritrea que "retire sus fuerzas militares de forma permanente de Etiopía". Asmara apoyó militarmente la ofensiva del Gobierno central contra el TPLF y, si bien retiró a sus militares, habría vuelto a iniciar un despliegue.

"Todas las partes deben acelerar la entrega sin obstrucciones de la ayuda humanitaria a los afectados por el conflicto", ha manifestado Price, quien ha subrayado que "el bloqueo comercial a Tigray tiene que terminar". Por último, ha señalado que Lalibela "representa parte del único, diverso y rico patrimonio cultural etíope y algo que debe servir para unir a todos los etíopes".

El vice primer ministro y ministro de Exteriores de Etiopía, Demeke Mekonen, acusó la semana pasada al TPLF de "perder la oportunidad de la paz" al rechazar el alto el fuego unilateral, en medio de una expansión de los combates a Afar y Amhara, que han emitido en respuesta llamamientos a su población para armarse y hacer frente al grupo.

La ofensiva del Ejército etíope contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Abiy a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

El TPLF se hace con el control de Lalibela, una ciudad patrimonio de la UNESCO en la...