martes. 27.02.2024

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Reino Unido, Rishi Sunak, ha arrancado este lunes su comparecencia ante la comisión que examina la gestión política de la pandemia de COVID-19 pidiendo perdón a "quienes perdieron a sus seres queridos y familiares" en esta crisis, si bien ha incidido en que su labor como ministro de Finanzas se limitaba a asesorar al entonces jefe de Gobierno, Boris Johnson, el "último" responsable de la toma de decisiones.

Sunak se ha sumado este lunes a la larga lista de testigos de una comisión por la que la semana pasada ya desfiló el propio Johnson y que no está destinada a buscar culpables. "Es importante aprender las lecciones para prepararnos mejor para el futuro", ha resumido el actual 'premier', que ha prometido colaborar de manera "constructiva" en las pesquisas.

Así, Sunak ha dado cuenta de unos meses complicados. "Vi al primer ministro más que a mi mujer", ha afirmado, en una comparecencia en la que ha negado que hubiese problemas graves dentro del Ejecutivo que lastrasen la correcta respuesta a la pandemia. Sunak ha negado que pueda hablarse de "choques" internos.

Su labor, ha explicado, consistía en "darle el mejor asesoramiento" posible a Johnson, especialmente en lo que se refiere al punto de vista económico, pero es "absolutamente cierto" que la última palabra recaía en el entonces inquilino de Downing Street, según declaraciones recogidas por la cadena Sky News.

También ha justificado que no hubiese registros de todas las reuniones o que no tenga en su poder todos los mensajes de WhatsApp que le reclaman ahora los investigadores, argumentando que no es un "usuario prolífico" de esta red de mensajería y que ha cambiado de terminal de teléfono "múltiples veces" en los últimos años.

Sunak se disculpa con las víctimas de la pandemia y señala a Johnson como máximo...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad