lunes 23/5/22

Acusa a personas que "llevan a cabo complots" y dice que los responsables "rendirán cuentas"

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Las autoridades militares de Sudán han asegurado que los recientes enfrentamientos intercomunitarios en la región de Darfur (oeste), que se han saldado con más de 200 muertos, estuvieron "planificados" por parte de personas que "llevan a cabo complots" contra el país africano.

El vicepresidente del Consejo Soberano de Transición, Mohamed Hamdan Dagalo, ha recalcado que los sucesos serán investigados "con transparencia" y que los responsables "rendirán cuentas", antes de destacar el papel del aparato judicial de Sudán.

"No aceptamos la injusticia contra nadie", ha indicado el también jefe de la milicia paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), que ha confirmado la creación de comités legales y políticos para abordar la última crisis, según ha recogido la agencia estatal sudanesa de noticias, SUNA.

Según los datos facilitados el martes por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), los últimos enfrentamientos en Darfur Occidental se han saldado con "entre 85.000 y 115.000 desplazados", si bien "las cifras aún tienen que ser verificadas".

"Una situación de calma tensa prevalece desde hace cinco días en la ciudad de kereinik, sin que haya habido informaciones sobre enfrentamientos intercomunitarios", dijo, antes de alertar que "la situación humanitaria en Kereinik sigue siendo motivo de gran preocupación por la inseguridad y la destrucción de servicios básicos".

El propio Dagalo, conocido popularmente como 'Hemedti', reconoció la semana pasada fallos por parte de las autoridades ante la oleada de violencia, que tuvo su epicentro en Kereinik pero afectó también a la capital de Darfur Occidental, El Geneina.

La región de Darfur ha sido escenario de un repunte de las tensiones intercomunitarias a pesar del histórico acuerdo de paz de octubre de 2020 con varios grupos rebeldes, que intenta poner fin a los combates que estallaron en 2003, que han dejado al menos 300.000 muertos y más de 2,5 millones de desplazados.

El expresidente Omar Hasán al Bashir --derrocado en un golpe de Estado en abril de 2019--, así como otros altos cargos durante su mandato, son buscados por el Tribunal Penal Internacional (TPI) por supuestos crímenes de guerra y contra la Humanidad en el marco de este conflicto.

Sudán asegura que los últimos enfrentamientos intercomunitarios en Darfur estuvieron...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad