sábado. 20.04.2024

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El rey Harald V de Noruega tendrá que pasar por quirófano para que se le implante un marcapasos permanente que mejore el ritmo cardiaco demasiado bajo que registra actualmente y que, sumado a una infección, provocó la semana pasada su ingreso en un hospital de Malasia, donde estaba de vacaciones.

"Últimamente la infección está más controlada. El rey tiene un ritmo cardiaco demasiado bajo y necesitará un marcapasos permanente. El momento de la inserción del marcapasos está determinado por el momento en que el rey esté completamente libre de infección", ha informado la familia real en un comunicado.

Sin embargo, la Casa Real noruega ha reconocido que pueden pasar "varios días" hasta que el monarca se encuentre recuperado por completo de su infección, por lo que no se descarta que permanezca en el Hospital Universitario de Oslo, el Rikshospitalet, hasta el fin de semana.

El rey Harald V, de 87 años, se encontraba de vacaciones en Malasia cuando tuvo que ser ingresado debido a una infección sobre la que la familia real no ha brindado más detalles. Tras varios días en territorio malasio, el monarca regresó el domingo por la noche a Noruega tras un viaje de 18 horas de avión.

El monarca noruego ya estuvo de baja durante los primeros días de febrero debido a una infección respiratoria y en los últimos años también ha tenido que suspender su agenda oficial y realizar varias visitas al hospital debido a su delicado estado de salud.

El rey Harald de Noruega será operado para colocarle un marcapasos permanente
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad