martes 19/10/21

El rey de Esuatini hace un llamamiento a la calma tras las últimas protestas y disturbios

El rey Mswati III de Esuatini ha hecho un llamamiento a la calma tras las protestas prodemocráticas de los últimos días, que han derivado en disturbios en varias ciudades y que han dejado un número no especificado de muertos, en medio de las denuncias opositoras sobre al menos 40 fallecidos.

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El rey Mswati III de Esuatini ha hecho un llamamiento a la calma tras las protestas prodemocráticas de los últimos días, que han derivado en disturbios en varias ciudades y que han dejado un número no especificado de muertos, en medio de las denuncias opositoras sobre al menos 40 fallecidos.

El monarca, que no ha comparecido en público desde hace varios días --entre especulaciones sobre su posible huida del país-- ha realizado las declaraciones por boca de un gobernador provincial, quien ha recalcado que el rey está "preocupado" por la situación, según ha informado el diario 'The Swazi Observer'.

"El rey pide a los padres que enseñen a los jóvenes buen comportamiento, lo que los convertirá en ciudadanos responsables en el futuro. Lo que está pasando sienta un mal precedente para las futuras generaciones, que aprenderán el lenguaje de la violencia", ha dicho el gobernador de Ludzidzini, Lusendvo Fakudze.

Así, ha incidido en que el país "ama la paz" y ha argüido que los incidentes de los últimos días son" muy extraños" y "poco comunes" entre la población del país africano. Por último, ha criticado el incendio y saqueo de tiendas y otros edificios en el marco de las protestas.

"El rey ha viajado por todo el mundo para lograr estas inversiones para que el país cree puestos de trabajo para la población suazi. ¿Dónde trabajará la gente si se empieza a destruir estos negocios?", se ha preguntado.

Por su parte, el primer ministro en funciones de Esuatini, Themba Masuku, ha negado que las autoridades hayan impuesto la ley marcial, después de la aplicación de un toque de queda y el cierre de colegios debido a los incidentes durante las movilizaciones.

"El Gobierno ha reforzado la seguridad para reimponer la ley, la paz y proteger a los suazis", ha argumentado. "No toleraremos los saqueos, los incendios, la violencia y todas las formas de criminalidad dirigidas contra negocios y propiedades", ha resaltado, según ha recogido el portal sudafricano de noticias IOL.

Las protestas arrancaron el 20 de junio, cuando cientos de personas salieron a las calles para pedir que el primer ministro sea elegido democráticamente y no nombrado directamente por el rey y reclamar a Mswati III --que rige el país como una monarquía absoluta-- que ceda parte de sus competencias.

Las movilizaciones derivaron en disturbios el 28 de junio después de que Masuku suspendiera el proceso de entrega de peticiones al Palacio Real. Durante dichas protestas se incendiaron varios comercios en Matsapha, supuestamente propiedad del monarca.

El propio Masuku rechazó el martes las informaciones sobre la presunta huida del país del rey Mswati III en medio de las protestas. La salida del monarca del país fue confirmada por medios sudafricanos y por el Partido Comunista de Esuatini.

Kungahlwa Kwenile, uno de los líderes de las protestas, afirmó el martes que estos incidentes son parte de una campaña de desobediencia iniciada ante la represión de las protestas. "La gente debe actuar contra las propiedades y empresas del rey Mswati", defendió.

"Si se niegan a abrir negociaciones en dos semanas, los manifestantes deben empezar a incendiar escuelas y otras propiedades. Necesitamos escuelas, pero preferimos empezar de nuevo con un nuevo Gobierno que permitir que se tolere que se abra fuego contra los ciudadanos", arguyó.

PREOCUPACIÓN EN LA UA

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, ha destacado en un comunicado que "está siguiendo de cerca" la situación y ha agregado que "está profundamente preocupado por la situación política y de seguridad" en el país africano.

"El presidente condena en los términos más firmes los incidentes de violencia que han llevado a la pérdida de vidas, saqueos y destrucción de propiedades privadas y públicas", ha indicado, antes de pedir "pasos inmediatos" para garantizar la protección de personas y bienes.

En este sentido, ha reclamado a los líderes suazis y a "todos los actores" que "eviten nuevos actos de violencia que puedan exacerbar la situación". Así, ha solicitado que muestren "liderazgo" y participen en un "diálogo constructivo para una resolución amistosa de los problemas, en línea con el interés nacional de paz y estabilidad en Esuatini".

Por último, Faki Mahamat ha subrayado el "continuado compromiso" de la UA a la hora de "apoyar al pueblo y al Gobierno de Esuatini en su búsqueda de una solución pacífica a todos los desafíos a los que hace frente el país, en el marco de los principios de la UA sobre solidaridad continental".

Las autoridades de Esuatini no han facilitado por ahora un balance de víctimas en las protestas, si bien el presidente del Movimiento Democrático Unido del Pueblo (PUDEMO), Mlungisi Makhanya, ha indicado que más de 40 personas han muerto y 150 han resultado heridas, según ha recogido el portal de noticias Swaziland News.

Esuatini, un país de cerca de 1,3 millones de habitantes conocido como Suazilandia hasta 2018, ha estado regido como una monarquía absoluta por Mswati III desde 1986. El monarca controla el Parlamento y nombra a los ministros, lo que ha generado críticas por su monopolio del poder.

El rey de Esuatini hace un llamamiento a la calma tras las últimas protestas y disturbios