miércoles 1/12/21

República checa declara el estado de emergencia y el cierre de los restaurantes a las 22 horas

El Gobierno de República Checa ha declarado este jueves un estado de emergencia, que tendrá una vigencia de 30 días, mientras que ha adoptado una batería de nuevas restricciones para hacer frente al repunte de casos, entre las que destaca la obligación de restaurantes y discotecas de cerrar a las 22.00 horas.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de República Checa ha declarado este jueves un estado de emergencia, que tendrá una vigencia de 30 días, mientras que ha adoptado una batería de nuevas restricciones para hacer frente al repunte de casos, entre las que destaca la obligación de restaurantes y discotecas de cerrar a las 22.00 horas.

El ministro de Salud checo, Adam Vojtech, ha indicado que el Gobierno está "convencido" de que se debe introducir la obligatoriedad de la vacuna, por lo que será obligatoria la inmunización para los mayores de 50 años y para los trabajadores de determinados sectores, ya que es "necesario".

"Las personas vacunadas pueden infectarse, pero lo más probable es que no terminen en las unidades de cuidados intensivos", ha justificado el responsable de Salud, que también ha indicado que la validez del certificado de vacunación después de la segunda dosis será de nueve meses, en consonancia con la disposición al respecto aprobada por Bruselas este jueves.

Por otro lado, a partir de este viernes, un máximo de 1.000 personas podrán asistir a eventos culturales y deportivos, mientras que los restaurantes y discotecas tendrán que cerrar a las 17.00 horas.

Además, los mercadillos navideños han quedado prohibidos, así como el consumo de alcohol y de comida en público, informa 'Mlada Fronta Dnes'.

Las medidas han sido aprobadas tras una reunión de emergencia del gabinete ante la situación que vive el país. Vojtech ha indicado este jueves que las autoridades prevén que la ola que afecta a República Checa acabe para Navidad, mientras que ha alertado de que el sistema sanitario está al límite debido al número de pacientes de COVID-19 hospitalizados.

República Checa cuenta con una tasa de vacunación del 60 por ciento, una cifra baja respecto al resto de países de la UE que ha llevado a las autoridades a restringir el acceso de eventos y servicios públicos a quienes no estén vacunados. No obstante, el endurecimiento de las restricciones está en duda ante la inminente toma de posesión del nuevo gabinete, que ya se ha mostrado en contra de las medidas más estrictas.

República checa declara el estado de emergencia y el cierre de los restaurantes a las...