sábado 28/5/22

Yoshitha Rajapaksa, segundo hijo y jefe de Gabinete del primer ministro, Mahinda Rajapaksa, abandona el país

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, ha apelado este lunes a la mesura de sus compatriotas para contener los ánimos después de meses de protestas, recordando que "la violencia solo genera violencia" y abriendo la puerta a "cualquier sacrificio" que sirva para apaciguar las consecuencias de la que es ya la peor crisis económica que sufre la isla desde su salida del periodo colonial.

Rajapaksa ha reconocido que "si bien las emociones están a flor de piel en Sri Lanka", ha pedido a la población que actúe con "moderación", pues la crisis económica necesita una solución "que esta administración se compromete a resolver".

"Actúen con moderación y recuerden que la violencia solo genera violencia. La crisis económica en la que nos encontramos necesita una solución económica que esta administración se compromete a resolver", ha prometido el primer ministro en un mensaje en su cuenta de Twitter.

A su vez, el primer ministro ha asegurado que está dispuesto a hacer "cualquier sacrificio" que pueda servir para calmar la situación, después de que trascendiera en la prensa local que el presidente, Gotabaya Gotabaya Rajapaksa, le pidiera que dejara el cargo. Un paso que podría darse en las siguientes horas, coincidiendo con la próxima reunión del gabinete de ministros previsto para este lunes noche.

Mientras tanto, quien sí ha dado un paso al lado ha sido otro de los miembros de la familia Rajapaksa. En este caso se trata de Yoshitha Rajapaksa, segundo hijo y jefe de Gabinete del primer ministro, Mahinda Rajapaksa, que junto a su esposa ha salido de Sri Lanka, según cuenta el diario ceilandés 'Daily Mirror'.

Tras la masiva huelga general de este fin de semana, al menos 40 personas han tenido que ser ingresadas por lesiones de diversa consideración. La Policía ha empleado gases lacrimógenos y cañones de agua para disolver varias manifestaciones en las principales calles de Colombo y Kotte --la capital legislativa--, así como en las puertas del Parlamento.

El Gobierno ha decretado este lunes el toque de queda en todo el país, que continúa bajo el estado de emergencia impuesto el viernes y con el que las fuerzas del orden dispondrán de poderes especiales para hacer frente a las propuestas.

El primer ministro de Sri Lanka abre la puerta a "cualquier sacrificio" para apaciguar...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad