domingo 5/12/21

Guterres condena el intento de asesinato y pide "máxima contención" a la población

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, ha asegurado que las autoridades "conocen bien" a los responsables del ataque con drones ejecutado el domingo contra su residencia y ha prometido que sus identidades "serán desveladas" cuando sean llevados ante la Justicia.

"Mi casa fue atacada directamente con drones, un acto cobarde que no expresa la voluntad de los iraquíes", ha dicho, antes de incidir en que "Irak es más grande que los intentos por empequeñecerlo y no será objeto de aventuras irresponsables", según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.

Así, ha reconocido que el país "atraviesa muchos desafíos que no son producto del día de hoy ni de este Gobierno". "Hemos sido capaces de solucionar la crisis económica y la crisis sanitaria y hemos superado la crisis por el derrumbe de los precios del petróleo y las políticas equivocadas de los gobiernos anteriores", ha agregado.

"Hemos tenido éxito a la hora de satisfacer las demandas de la población, la autoridad religiosa y los manifestantes al celebrar elecciones anticipadas", ha destacado, al tiempo que ha incidido en que "las quejas y las apelaciones" por los resultados "no son competencia del Gobierno".

Al Kazemi ha afirmado además que su Ejecutivo "ha evitado que Irak cayera en una guerra regional", si bien ha denunciado que "aún hay algunos que intentan dañar la seguridad de Irak y quieren que sea un Estado canalla". "Hemos venido a servir a nuestro pueblo y, aunque hay algunos que quieren secuestrar Irak, no se lo permitiremos", ha agregado.

Por último, ha reiterado su compromiso a investigar "inmediatamente" los incidentes del viernes en la capital, Bagdad, durante una protesta contra los resultados de las parlamentarias, que se saldaron con cerca de 125 heridos, y ha asegurado que los responsables de los incidentes tendrán que rendir cuentas.

Por su parte, el jefe del Ejército, Yahya Rasul, ha dicho que el intento de asesinato de Al Kazemi "estuvo cuidadosamente planeado" y ha explicado que "dos drones volaron a baja altitud para ser detectados por los radares".

"El intento de asesinato incluía una segunda explosión con un dron, que fue evitada con el derribo del aparato", ha argüido Rasul, quien ha hecho hincapié en que "las fuerzas de seguridad están presentes en todas partes y están totalmente preparadas y dispuestas".

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado el intento de asesinato contra el primer ministro de Irak y ha hecho un llamamiento "a la máxima contención" a la población, en medio del aumento de las tensiones tras las elecciones parlamentarias de octubre.

Guterres ha "condenado firmemente" el ataque y ha pedido que "todos los responsables de este crimen rindan cuentas", según un comunicado publicado por su portavoz, Stéphane Dujarric, en el que ha insistido en que los iraquíes deben "rechazar toda la violencia y los intentos para desestabilizar Irak".

Así, ha pedido "a todos los actores políticos" que "respeten el orden constitucional y resuelvan sus diferencias a través de un diálogo pacífico e inclusivo". "La ONU seguirá estando al lado del pueblo y el Gobierno de Irak mientras luchan por un futuro mejor", ha zanjado Dujarric.

EL INTENTO DE ASESINATO

El intento de asesinato tuvo lugar el domingo, cuando varios drones con explosivos impactaron contra la vivienda de Al Kazemi, en la 'Zona Verde' de Bagdad, un área especialmente protegida dentro de la capital iraquí donde se encuentran la mayor parte de las embajadas y sedes de gobierno del país.

El suceso tuvo lugar horas después de una nueva manifestación protagonizada por seguidores de varios partidos y milicias proiraníes en rechazo a los resultados de las parlamentarias, en las que estas formaciones sufrieron un duro varapalo.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, mientras que diversas milicias proiraníes se han distanciado de lo sucedido. Así, el portavoz de Asaib Ahl al Haq, Mahmud al Rubaieai, dijo que el ataque podría haber sido "inventado" por las autoridades para "preocupar a la opinión pública".

En este sentido, la milicia proiraní Kataib Hezbolá se burló de las acusaciones contra su posible responsabilidad. "Según la información que barajamos, no conocemos a nadie en Irak que quiera desperdiciar un dron contra el primer ministro", dijo el alto comandante del grupo Abú Alí al Askari en un mensaje publicado en su canal en Telegram.

El clérigo chií Muqtada al Sadr, cuyo bloque obtuvo el mayor número de votos durante los comicios, describió el ataque como un asalto a Irak, a su gente, su seguridad y a su estabilidad que, devuelve al país a "un estado de caos". "No podemos permitir que fuerzas no estatales controlen Irak, no podemos vivir bajo la amenaza de los disturbios, la violencia y el terrorismo", sostuvo.

Las parlamentarias, de carácter anticipado, fueron convocadas tras la grave crisis política en la que se vio sumido el país tras las masivas movilizaciones registradas en 2019, que forzaron la dimisión del Gobierno y la aprobación de una nueva legislación electoral.

Las protestas, que estallaron en octubre de 2019 y se saldaron con más de 550 muertos --según el balance oficial facilitado en julio de 2020--, supusieron una nueva muestra del desencanto de la población con la clase política ante los numerosos casos de corrupción, el mal estado de los servicios públicos y la crisis económica imperante en Irak.

El primer ministro asegura que las autoridades "conocen bien" a los responsables de su...