lunes. 15.04.2024

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de Togo, Faure Gnassingbé, ha vuelto a posponer las elecciones legislativas y regionales, que ahora estaban previstas para el 20 de abril, si bien en un inicio se iban a celebrar una semana antes, el día 13, en un anuncio realizado apenas días después de la adopción de un proyecto de nueva Constitución.

"El Gobierno llevará a cabo una ligera reordenación del calendario de las elecciones legislativas y regionales previstas inicialmente para el 20 de abril de 2024", reza un comunicado del Ministerio de Información togolés que no precisa la nueva fecha para acudir a las urnas.

Gnassingbé ha tomado esta decisión después de haber concedido una audiencia a la Asamblea Nacional con el fin "de realizar una segunda lectura de la ley de revisión constitucional aprobada el 25 de marzo, con vistas a una nueva deliberación" por parte del Parlamento, en referencia a la adopción de una Constitución que transforma el actual sistema presidencial en uno parlamentario, otorgando ahora a la Cámara el poder de elegir al mandatario.

"Atento al interés demostrado por la población por esta importante reforma, y con un espíritu de apertura y de diálogo constructivo, alentó a los diputados a permanecer atentos a todos los interesados, con el fin de tener en cuenta todas las contribuciones encaminadas a enriquecer nuestra Constitución", ha indicado.

Como consecuencia, la oficina de la Asamblea Nacional ha solicitado "unos días" para participar en "amplias" consultas con los actores de la vida nacional, razón por la que el Ejecutivo ha anunciado la reprogramación del proceso electoral.

Los diputados de la Asamblea Nacional de Togo adoptaron a finales de mazo un proyecto de ley que revisa la Constitución del país africano para "consolidar las bases de una democracia más moderna y respetuosa del equilibrio de poderes; preservar la estabilidad gubernamental y adaptar una gobernanza más eficaz en Togo a la evolución sociopolítica".

Este texto indica que el presidente será elegido por parte de los legisladores "por un mandato único de seis años", mientras que actualmente puede cumplir un máximo de dos mandatos de cinco años. Además, introduce el cargo de "presidente del Consejo de Ministros" con "plena autoridad y poder para gestionar los asuntos del gobierno y rendir cuentas en consecuencia", de forma que el jefe de Estado quedará despojado de sus poderes en favor del primer ministro.

Estos comicios debían celebrarse en diciembre, luego se anunciaron para el 13 de abril y, posteriormente, al 20 de abril. El mandatario togolés ordenó al Gobierno a finales de noviembre que tomara "inmediatamente todas las medidas" para garantizar la celebración de elecciones legislativas y regionales "a más tardar al final del primer trimestre de 2024".

Gnassingbé sucedió en 2005 a su padre, Gnassigbé Eyadema, cuando este falleció después de casi cuatro décadas en el poder. En Togo, todas las elecciones presidenciales organizadas desde 1990 han sido boicoteadas por la oposición, registrando oleadas de violencia, especialmente en las de 2005.

El presidente de Togo vuelve a posponer las elecciones tras la adopción de un proyecto...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad