martes 25/1/22

Aboga por "institucionalizar la paz" con un acuerdo que ponga fin a la Guerra de Corea

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, ha asegurado este lunes que continuará buscando "un camino irreversible hacia la paz" con Corea del Norte hasta el fin de su mandato, que concluye en mayo, al tiempo que ha hecho un llamamiento a Pyongyang a favor del diálogo y la cooperación.

"No detendré los esfuerzos para institucionalizar una paz sostenible", ha dicho Moon en su último discurso de Año Nuevo como presidente surcoreano, durante el cual ha destacado que aún quedan muchas vías para mejorar las relaciones bilaterales, a pesar de los avances obtenidos durante los últimos años.

De esta forma, el mandatario ha hecho una referencia a su iniciativa para lograr un acuerdo de paz que ponga fin de manera formal a la Guerra de Corea (1950-1953), que terminó con un armisticio. Seúl desveló la semana pasada un acuerdo "efectivo" con Estados Unidos sobre un borrador de una declaración final.

El ministro de Exteriores surcoreano, Chung Eui Yong, manifestó entonces que "si bien Corea del Norte ha mostrado una serie de respuestas rápidas y positivas sobre la declaración del fin de la guerra", Seúl espera "una reacción más concreta". Así, destacó que Corea del Sur "está considerando varias vías" para avanzar en las discusiones con Pyongyang.

Kim Yo Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong Un y considerada como una posible sucesora al poder, afirmó en septiembre que la declaración es una idea "interesante" y "admirable" pero pidió a Seúl que pusiera fin a su política "hostil" antes de iniciar discusiones.

En este sentido, Moon ha reseñado que "si se retoma el diálogo y la cooperación, la comunidad internacional responderá", al tiempo que ha incidido en que Seúl "buscará hasta el final la normalización de las relaciones intercoreanas y un camino irreversible hacia la paz". "Espero que los esfuerzos para el diálogo continúen durante la próxima Administración", ha agregado.

En este sentido, el presidente surcoreano ha hecho hincapié en que "la paz es un requisito previo esencial para la prosperidad" y ha advertido de que "la paz tiende a verse alterada si no está institucionalizada", tal y como ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

LUCHA CONTRA LA PANDEMIA

En otro orden de cosas, Moon ha expresado su agradecimiento a los trabajadores sanitarios por sus esfuerzos contra la pandemia de coronavirus y ha trasladado sus condolencias a los familiares de los fallecidos a causa de la COVID-19.

Las autoridades pusieron fin en noviembre a algunas restricciones en el marco de un esfuerzo por volver a la normalidad bajo el precepto de "vivir con el coronavirus", si bien desde entonces las cifras de contagios aumentaron, lo que llevó a la reimposición de medidas.

En este sentido, Moon ha expresado su deseo de que 2022 "sea el primer año de normalización con una recuperación total de la crisis", si bien ha advertido a la población debido a la alta tasa de contagio debida a la variante ómicron, que se convertirá en dominante en el país. "Es cuestión de tiempo", ha reconocido.

La Agencia de Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KDCA) ha indicado este lunes que durante las últimas 24 horas se han confirmado 3.129 casos y 36 muertos por coronavirus, lo que eleva las cifras totales a 642.207 y 5.730, respectivamente.

Asimismo, ha resaltado que 1.015 personas se encuentran en estado crítico a causa de la COVID-19, con lo que esta cifra suma catorce días por encima del umbral de los mil, con el máximo histórico fijado el miércoles, cuando había 1.151 personas en estado crítico.

Por último, el mandatario ha expresado su deseo de que las elecciones presidenciales del 9 de marzo sean "unas elecciones para la unidad que incluyan la esperanza de la población y no confrontación, odio y división". El presidente permanecerá en el cargo hasta mayo, cuando concluye su mandato único de cinco años.

El presidente de Corea del Sur asegura que buscará "un camino irreversible hacia la...