sábado. 13.08.2022

La Policía sudanesa repele con gases lacrimógenos un intento de concentración frente al Palacio Presidencial

La Policía de Sudán ha lanzado este viernes gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de manifestantes que se dirigían al Palacio Presidencial de la capital del país, Jartum, dos días después de la muerte de una decena manifestantes por la represión de las fuerzas de seguridad en nueva jornada de protestas contra las autoridades militares.

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Policía de Sudán ha lanzado este viernes gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de manifestantes que se dirigían al Palacio Presidencial de la capital del país, Jartum, dos días después de la muerte de una decena manifestantes por la represión de las fuerzas de seguridad en nueva jornada de protestas contra las autoridades militares.

De momento no se tiene constancia de víctimas por estos incidentes, informa el canal Al Hadath, en medio de cierres al paso de varias partes de la capital para impedir la repetición de las manifestaciones, que según el Ejército sudanés han dejado además 225 heridos entre sus filas.

Las autoridades también han cerrado el puente de El Mek Nimr sobre el Nilo Azul, que une las ciudades de Jartum con Jartum Norte y pasa cerca del palacio. Los manifestantes también han protagonizado una sentada frente a un importante hospital al sur del palacio.

"En estos momentos, las fuerzas de seguridad están fuertemente desplegadas en el barrio de Al Dim en Jartum, cerca de la zona de sentadas de los manifestantes pacíficos", ha hecho saber el Comité de Médicos Sudaneses, una organización civil especializada en el seguimiento de las protestas, en un comunicado en Facebook.

"Estamos profundamente preocupados ante la posibilidad de que estas fuerzas ataquen la sentada para dispersarla, y no podemos descartar que invadan y ataquen el Hospital Al Jawdah, también ubicado cerca del área de la sentada", añaden.

Las protestas, que han dejado ya más de un centenar de muertos por la represión, continúan en medio de los contactos entre las autoridades militares, encabezadas por el jefe del Ejército y presidente del Consejo Soberano de Transición, Abdelfatá al Burhan, y las organizaciones políticas y civiles opositoras para intentar solucionar la crisis.

El golpe de Estado de octubre derivó en la destitución del primer ministro civil, Abdalá Hamdok, si bien las presiones internacionales derivaron un acuerdo para restituirle en el cargo en noviembre, lo que provocó que perdiera apoyo entre las fuerzas opositoras y revolucionarias.

Sin embargo, Hamdok presentó su dimisión en enero en protesta contra la represión de las movilizaciones y después de que las autoridades militares expulsaran del Ejecutivo a diversas agrupaciones civiles argumentando que actuaban contra los intereses del Estado.

Las autoridades de transición fueron instauradas tras un acuerdo entre la junta militar anterior, surgida tras el golpe de Estado de 2019 contra Omar Hasán al Bashir, y diversas organizaciones civiles y formaciones políticas opositoras. Este Gobierno había iniciado una batería de reformas sociales y económicas y ha alcanzado un acuerdo de paz con importantes grupos rebeldes de Darfur y otras zonas del país.

La Policía sudanesa repele con gases lacrimógenos un intento de concentración frente al...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad