lunes 26/7/21

El PMA confirma la llegada a Tigray de un primer vuelo con trabajadores humanitarios para aumentar la ayuda

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha enviado este jueves el primer avión de pasajeros con trabajadores humanitarios a la región etíope de Tigray (norte), sumida en un conflicto desde que el Ejército lanzara en noviembre de 2020 una ofensiva contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha enviado este jueves el primer avión de pasajeros con trabajadores humanitarios a la región etíope de Tigray (norte), sumida en un conflicto desde que el Ejército lanzara en noviembre de 2020 una ofensiva contra el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF).

El PMA ha indicado que se trata del primer vuelo de pasajeros que llega a Tigray desde la suspensión de los trayectos el 24 de junio, antes de indicar que ha transportado a más de 30 empleados de varias organizaciones humanitarias para entregar ayuda a los afectados por el conflicto.

"El PMA y nuestros socios de respuesta de emergencia sobre el terreno en Mekelle están enormemente aliviados al ver la llegada de este vuelo, que trae a colegas que son esenciales en nuestros esfuerzos colectivos para aumentar la respuesta humanitaria y para que el PMA llegue a 2,1 millones de personas con ayuda alimentaria", ha dicho el director regional del organismo para África oriental, Michael Dunford.

El organismo ha destacado que estos vuelos operarán dos veces a la semana a partir de ahora, lo que facilitará el traslado de personal humanitario en la región, que sigue suponiendo un desafío para la respuesta humanitaria por la falta de alimentos y otros materiales y lo limitado de las comunicaciones.

Por ello, el PMA ha hecho hincapié que ante esta situación y el aumento del conflicto en regiones adyacentes como Afar, el paso seguro de convoys con suministros en Tigray sigue siendo una gran preocupación para la organización y la comunidad humanitaria, especialmente tras el ataque contra un convoy del PMA el 18 de julio.

"La hambruna es evitable y el poder para evitarlo está en manos de todas las partes implicadas. El PMA pide a todas las partes que acuerden un alto el fuego para que la respuesta humanitaria pueda ser rápidamente aumentada y que todas las rutas puedan ser usadas urgentemente para alcanzar a los que están más necesitados", ha argüido Dunford.

El PMA ha destacado que durante el mes pasado logró entregar alimentos a 730.000 personas en zonas del sur y el noroeste de la región, incluidas 40.000 personas en Zana que recibieron ayuda por primera vez desde el estallido del conflicto.

El Gobierno etíope anunció a finales de junio un alto el fuego unilateral tras varios días de informaciones sobre avances del TPLF en la región y horas después de que los milicianos irrumpieran en la capital de Tigray, Mekelle. El grupo rechazó el anuncio, que tildó de "broma" y aseguró que continuaría con sus avances, amenazando incluso con irrumpir en Eritrea.

La ofensiva contra el TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro en respuesta a un ataque del TPLF --que entonces gobernaba en Tigray-- contra una base del Ejército en Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

El PMA confirma la llegada a Tigray de un primer vuelo con trabajadores humanitarios...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad