viernes. 19.04.2024

Países latinoamericanos condenan el ataque contra palestinos que esperaban ayuda humanitaria que ha dejado más de cien muertos

Venezuela afirma que "este abominable" ataque "se suma a las continuas acciones inhumanas y de exterminio contra inocentes"

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha anunciado este jueves la suspensión de compra de armas a Israel, tras denunciar el ataque perpetrado contra una multitud de palestinos que estaban recibiendo ayuda humanitaria en la Franja de Gaza y que ha dejado más de cien muertos.

"Pidiendo comida, más de 100 palestinos fueron asesinados por (el primer ministro de Israel, Benjamin) Netanyahu. Esto se llama genocidio y recuerda al Holocausto, así a los poderes mundiales no les guste reconocerlo. El mundo debe bloquear a Netanyahu. Colombia suspende toda compra de armas a Israel", ha declarado a través de su perfil en la red social X, antes Twitter.

Poco antes, el Ministerio de Exteriores colombiano ha emitido un comunicado en el que ha manifestado "su más enérgica condena al ataque "en el cual fuerzas israelíes dispararon de forma indiscriminada contra civiles palestinos que se encontraban esperando ayuda humanitaria y comida".

Bogotá ha subrayado que el Estado de Israel "debe cumplir sin dilación sus compromisos internacionales" con el Derecho Internacional y las medidas provisionales solicitadas por la Corte Internacional de Justicia (CIJ). "Debe garantizar la protección de civiles y el acceso de ayuda humanitaria en toda la Franja de Gaza, territorio que está sufriendo una crisis sanitaria de proporciones catastróficas", ha señalado.

Por último, el Gobierno de Colombia ha aseverado que seguirá "con atención" la situación en el enclave, mientras que reafirmará su llamamiento, con el respaldo a la comunidad internacional en conjunto, a un alto el fuego inmediato.

PAÍSES LATINOAMERICANOS CONDENAN EL ATAQUE

Desde Chile, las autoridades han expresado "su consternación y condena por los hechos ocurridos en Gaza, los cuales han dejado numerosas víctimas que esperaban urgente ayuda humanitaria, contraviniendo las medidas provisionales dispuestas por la CIJ".

"El desastre humanitario resultante de las operaciones militares israelíes confirma la necesidad del inmediato cese al fuego en la zona", ha señalado la diplomacia chilena, que ha reiterado la "necesidad" de alcanzar una acuerdo de paz "justo y definitivo" en el marco de la solución de dos Estados a través del reconocimiento del Estado de Palestina como miembro pleno de la ONU.

El Gobierno mexicano también ha expresado su "condena categórica al ataque perpetrado en contra de civiles palestinos", mientras esperaban recibir ayuda humanitaria, "con un saldo trágico" de víctimas, ya que, además de los fallecidos, los heridos se han cifrado en alrededor de 700.

"México reitera la necesidad de un cese al fuego inmediato que permita la entrada de ayuda humanitaria suficiente y de forma segura en toda la Franja de Gaza. Asimismo, reafirma su apoyo irrestricto a las agencias de Naciones Unidas en el terreno y al papel irremplazable de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en la provisión de la ayuda en Gaza, Cisjordania y toda la región", ha indicado la cartera de Exteriores mexicana.

El ministro de Exteriores venezolano, Yvan Gil, ha calificado el "letal ataque de Israel contra ciudadanos palestinos en Gaza que masacró al menos a 104 civiles" mientras esperaban el suministro de ayuda humanitaria como "abominable", si bien ha aseverado que "se suma a las continuas acciones inhumanas y de exterminio contra civiles inocentes e indefensos" desde el 7 de octubre hasta ahora "bajo la absoluta impunidad".

"Denunciamos una vez más, ante la comunidad internacional, la práctica sistemática de aniquilación y genocidio ejecutados por las fuerzas sionistas contra el pueblo de Palestina en el territorio de la Franja de Gaza", ha indicado antes de instar a los organismos internacionales "con base a las responsabilidades morales, jurídicas y humanitarias" a poner fin a "la flagrante arbitrariedad" por parte de Israel y la "imperante necesidad de detener los continuos crímenes de guerra" que han dejado 30.000 fallecidos en casi cinco meses.

Las autoridades de la Franja han informado de más de un centenar de muertos fruto de una "masacre" atribuida al Ejército israelí, que habría atacado a personas que se agolpaban junto a un convoy de camiones que llegaba con comida.

El Ejército israelí, en cambio, ha atribuido a una estampida la mayoría de las víctimas, limitando a unas diez las personas que habrían muerto tiroteadas por sus propios efectivos. También ha divulgado un vídeo que evidencia la aglomeración de personas junto a los vehículos.

Petro anuncia la suspensión de compra de armas a Israel: "Esto se llama genocidio y...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad