lunes 6/12/21

Pide al Ejército libanés que "impida el lanzamiento de cohetes" contra Israel

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El patriarca de la Iglesia maronita de Líbano, Beshara al Rai, ha cargado contra el partido-milicia chii Hezbolá y ha resaltado que "no puede aceptarse que un partido adopte decisiones sobre guerra y paz", tras los últimos intercambios de disparos en la frontera con Israel.

"No podemos aceptar que un partido adopte decisiones de guerra y paz al margen de la decisión del Estado y la decisión nacional que depende de dos tercios de los miembros del Gobierno, según el artículo 65 de la Constitución", ha manifestado, antes de afirmar que los sucesos buscaban "desviar la atención" del aniversario de las explosiones en el puerto de Beirut.

"Es cierto que Líbano no ha firmado un acuerdo de paz con Israel, pero también es cierto que no ha decidido iniciar una guerra", ha manifestado Al Rai, quien ha argumentado que el país está "oficialmente comprometido con la tregua de 1949 y está en negociaciones para demarcar la frontera".

Así, ha defendido que el país no quiere verse implicado en "actos militares que provoquen una respuesta destructiva por parte de Israel" y ha pedido al Ejército que "impida el lanzamiento de cohetes desde territorio libanés, no por la seguridad de Israel, sino por la de Líbano", según ha informado el portal libanés de noticias Naharnet.

"Queremos poner fin a la postura militar y belicista y respaldar la postura de la paz y de los intereses de Líbano y los libaneses", ha indicado, al tiempo que ha resaltado que los residentes en el sur del país "están cansados de la guerra, la muerte, el desplazamiento y la destrucción, y tienen derecho a estarlo".

"Si bien condenamos las frecuentes violaciones israelíes en el sur de Líbano y las violaciones de la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, lamentamos el repunte de la situación en la frontera, en los alrededores de aldeas pobladas", ha remachado.

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, criticó el domingo a las autoridades libanesas por su incapacidad para detener los últimos ataques de Hezbolá contra suelo israelí, y acusó tanto al partido-milicia chií como a su gran mecenas, Irán, de colocar a Líbano en rumbo de colisión con Israel.

Hezbolá disparó el viernes cerca de 20 proyectiles contra territorio israelí en lo que describió como un acto respuesta a un bombardeo lanzado el jueves por el país vecino horas después del lanzamiento de proyectiles por parte supuestamente de una milicia palestina.

Por su parte, el líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, afirmó el sábado que los enfrentamientos de los últimos días en la frontera con Israel son un "suceso muy peligroso", si bien advirtió de que el grupo "responderá" a cualquier ataque israelí contra territorio libanés.

Israel y Líbano están técnicamente en guerra y no mantienen relaciones diplomáticas. La frontera terrestre ha sido escenario de tensiones durante los últimos meses, en parte por la ausencia de un acuerdo para su demarcación, mientras que ambos países han iniciado contactos indirectos para delimitar su frontera marítima.

El patriarca maronita critica a Hezbolá y dice que no debe tomar "decisiones sobre...