martes. 28.05.2024

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha advertido del riesgo de entrar en un "remolino de guerra" que "lleve a Europa al abismo" y ha afirmado que "Bruselas está jugando con fuego" con su creciente implicación en el conflicto abierto en Ucrania por la invasión rusa.

"Lo que está haciendo es una auténtica locura", ha sentenciado Orbán, en el primer gran acto de campaña de su partido, Fidesz, para las elecciones europeas de junio. El primer ministro húngaro no oculta que espera que estos comicios marquen un punto de inflexión en Europa, con un mayor peso de posiciones ultraconservadoras.

Orbán ha subrayado su firme oposición a cualquier tipo de implicación de la OTAN en Ucrania. "Hungría no quiere la guerra y no queremos que Hungría vuelva a ser un juguete en manosd de las grandes potencias", ha explicado, para acto seguido prometer que su país "no entrará en el conflicto" ucraniano "por ninguno de los dos bandos".

El mandatario húngaro ha llamado a "tomar" Bruselas, un término al que recurre en numerosas ocasiones para cargar contra lo que define como "incompetencia" por parte de los "burócratas". Hay, a su juicio, "un gran problema" en el núcleo de la UE y, entre las políticas que aspira a cambiar figuran los temas migratorios, según el discurso difundido por el propio Ejecutivo.

"Nadie puede dictar a los húngaros con quién tienen que vivir", ha zanjado Orbán, cuyo Gobierno se ha visto señalado en estos últimos años por los retrocesos en materia del Estado de Derecho, entre otras razones por leyes que restringen los derechos de la comunidad LGTBI.

Orbán afirma que Bruselas está "jugando con fuego" en sus posiciones sobre el conflicto...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad