domingo. 21.04.2024

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha alertado este viernes de las "terribles violaciones y abusos" cometidos por parte del Ejército sudanés y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), que siguen protagonizando enfrentamientos en el marco del conflicto armado desatado en abril de 2023 en el país africano.

Así, la oficina ha señalado en un informe que el conflicto se ha saldado con miles de civiles muertos, millones de desplazados, propiedades saqueadas y niños reclutados a medida que los combates se han ido extendiendo a más regionales del país.

El documento detalla múltiples ataques "indiscriminados" perpetrados tanto por las Fuerzas Armadas como por las RSF en zonas "densamente pobladas, incluidos lugares donde se refugian desplazados internos, sobre todo en la capital, Jartum", durante los combates liberados entre abril y diciembre de 2023.

"Desde hace casi un año, los relatos que llegan de Sudán hablan de muerte, sufrimiento y desesperación, ya que el conflicto sin sentido y las violaciones y abusos contra los derechos humanos persisten sin un final a la vista", ha declarado el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Turk.

En este sentido, ha aseverado que el informe es una "lectura aún más dolorosa de la tragedia que se está infligiendo innecesariamente al pueblo sudanés desde abril de 2023, pero también subraya una vez más la extrema necesidad de poner fin a los combates y romper el ciclo de impunidad que dio lugar a este conflicto en primer lugar".

"Hay que silenciar las armas y proteger a los civiles. Se necesita desesperadamente un reinicio creíble de las conversaciones inclusivas para restaurar un Gobierno dirigido por civiles a fin de abrir un camino hacia delante", ha afirmado.

El informe, que se basa en entrevistas con 303 víctimas y testigos, decenas de ellas realizadas en Etiopía y el este de Chad, así como en el análisis de fotografías, vídeos, imágenes por satélite y otra información de fuentes públicas, muestra que ambas partes en el conflicto han hecho uso de armas explosivas como misiles disparados desde aviones de combate, vehículos aéreos no tripulados, armas antiaéreas y proyectiles de artillería en zonas densamente pobladas.

En abril, ocho misiles disparados por las Fuerzas Armadas causaron la muerte de al menos 45 civiles. Posteriormente, en junio, dos proyectiles de artillería disparados por las RSF alcanzaron un mercado de Omdurmán, matando al menos a 15 civiles, según señala el documento.

En Darfur, miles de personas han muerto en ataques de las RSF, algunos de ellos por motivos étnicos. El informe concluye que, entre mayo y noviembre de 2023, la RSF y sus milicias aliadas llevaron a cabo al menos diez ataques contra civiles en El Geneina, capital de Darfur Occidental, en los que murieron miles de personas, la mayoría de ellas pertenecientes a la comunidad étnica africana masalit.

El informe alerta de que también se han producido "homicidios" a manos de las RSF y sus aliados en Morni y Ardamata, donde más de 80 cadáveres fueron enterrados en una fosa común.

A mediados de diciembre, el conflicto había desplazado a más de 6,7 millones de personas, tanto dentro de Sudán como hacia los países vecinos. Esta cifra ha aumentado desde entonces a más de ocho millones, según datos de la ONU.

"Algunas de estas violaciones constituirían crímenes de guerra", ha afirmado Turk, que ha pedido "investigaciones rápidas, exhaustivas, efectivas, transparentes, independientes e imparciales sobre todas las denuncias de violaciones y abusos de los Derechos Humanos internacionales y violaciones del Derecho Internacional". "Los responsables deben ser llevados ante la justicia", ha añadido.

Además, ha hecho un llamamiento a las partes enfrentadas para que garanticen un acceso rápido y sin trabas a la ayuda humanitaria en todas las zonas bajo su control.

Sudán vive inmerso en un conflicto desde mediados de abril, cuando estallaron los combates entre las Fuerzas Armadas y los paramilitares. Esta nueva escalada de violencia ha dejado más de 4,8 millones de desplazados internos y ha empujado a 1,2 millones de personas a cruzar hacia países vecinos.

La ONU alerta de "terribles violaciones y abusos" por parte del Ejército y las RSF en...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad