domingo. 03.03.2024

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Al menos ocho personas han muerto este martes, entre ellas dos periodistas, en nuevos ataques perpetrados por el Ejército de Israel contra zonas en el sur de Líbano, en el marco de los enfrentamientos de las últimas semanas con el partido-milicia chií libanés Hezbolá.

Una mujer libanesa de 80 años ha muerto a causa de un ataque israelí contra Kfar Kila, en el distrito de Marjayun, mientras que su nieta, de origen sirio, ha resultado herida y ha sido trasladada a un hospital de la zona, según informaciones del diario libanés 'L'Orient Le Jour'.

La cadena de televisión Al Manar, afín a Hezbolá, ha informado de que varios menores --todos ellos nietos de la difunta-- se encontraban en la vivienda cuando se produjo el ataque con misiles anticarro.

Posteriormente, dos periodistas de la cadena libanesa Al Mayadeen han muerto por los bombardeos contra la localidad de Tair Harfa, tal y como ha informado la propia cadena. "Al Mayadeen lamenta la pérdida de sus mártires: el corresponsal Fará Omar y el cámara Rabí al Memari, que han sido objeto de un cobarde ataque de Israel contra el sur de Líbano", ha indicado la citada cadena en un mensaje difundido a través de su cuenta de X, antes conocida como Twitter.

Fuentes citadas por el diario 'L'Orient Le Jour' han indicado que una persona que se encontraba con los periodistas y que ejercía funciones de guía, identificada como Husein Akel, ha muerto también en el ataque. La agencia estatal libanesa de noticias, NNA, ha afirmado que el ataque se ha saldado con la muerte de dos reporteros y un civil, sin dar más detalles.

El primer ministro saliente de Líbano, Najib Mikati, ha condenado "contundentemente" el ataque contra los periodistas y ha señalado que "muestra nuevamente que no hay límites para los crímenes de Israel, cuyo objetivo es silenciar a los medios de comunicación que denuncian sus ataques". Además, ha trasladado sus condolencias a los familiares y amigos de los periodistas.

A él se ha sumado Hezbolá, que ha condenado también la muerte de los trabajadores de Al Mayadeen en un comunicado en el que han expresado sus "más profundas condolencias" a sus colegas y familiares. En este sentido, han advertido que estos ataques "no quedarán sin respuesta por parte de los miembros de Resistencia Islámica que luchan sobre el terreno".

Al menos cuatro personas han muerto poco después en otro ataque perpetrado contra un vehículo a su paso por una carretera secundaria que une Qlailé con la ciudad de Chaaitiyé, en el distrito libanés de Tiro, a pocos kilómetros de la frontera israelí.

Fuentes cercanas al asunto han indicado en declaraciones a 'L'Orient Le Jour' que todos los fallecidos son ciudadanos de origen palestino y han lamentado que entre los muertos podría haber cuatro o cinco personas dada la dificultad para identificar a los fallecidos, que han quedado calcinados. Estas mismas fuentes han revelado que uno de ellos es un miembro del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Estos últimos ataques han llevado a decenas de personas a salir a la calle en Beirut, la capital, contra las acciones del Ejército de Israel y en respuesta, a su vez, a la orden de arresto emitida contra la periodista Layan Alejtiar el pasado 17 de noviembre.

Previamente, el Ejército israelí ha indicado que varios aviones de la Fuerza Aérea han "identificado y atacado tres escuadrones anticarro en la zona fronteriza libanesa", así como una serie de "objetivos terroristas de la organización Hezbolá, incluida infraestructura militar".

En este sentido, han denunciado el lanzamiento previo desde Líbano de un proyectil de mortero contra un puesto de control del Ejército de Israel en la frontera, si bien han descartado de momento la presencia de víctimas y heridos en territorio israelí. Además, no se ha pronunciado sobre las víctimas en suelo libanés.

Las autoridades de Israel aprobaron el 13 de noviembre el cierre de la cadena de televisión libanesa Al Mayadeen y la confiscación de sus activos argumentando que su cobertura del conflicto desatado el 7 de octubre tras los ataques de Hamás es "dañina para el Estado de Israel".

NUEVOS ATAQUES DE HEZBOLÁ CONTRA METULA

Los ataques de Israel habrían tenido lugar en respuesta a los lanzamientos realizados desde la zona contra posiciones del Ejército en el norte de Israel, una situación que se ha venido repitiendo durante las últimas semanas. Este mismo martes, varios proyectiles han caído sobre la ciudad israelí de Metula, tras lo que el Ejército ha abierto fuego de artillería.

El partido-milicia libanés ha anunciado que ha atacado también Jal al Alam sobre las 13.45 (hora local) y ha dicho haber "alcanzado los objetivos fijados". Hezbolá ha señalado que sus ataques se enmarcan en el "apoyo a la resistencia valiente y honorable del pueblo palestino de la Franja de Gaza".

"La Resistencia Islámica en Líbano sigue con sus operaciones contra puestos sionistas en la frontera", ha dicho, tal y como recoge la cadena de televisión Al Manar, vinculada al grupo. Asimismo, ha explicado que el objetivo era un "asentamiento" de Metula en el que se encuentran estacionados "soldados del enemigo".

El alcalde de Metula, David Azoulay, ha lamentado poco después que las inmediaciones de la localidad se encuentren "vacías" debido a las amenazas de Hezbolá y ha pedido que se establezca también una "zona de seguridad" de entre cuatro y cinco kilómetros al norte de la frontera, según informaciones del diario 'The Times of Israel'. "Nos dicen que el líder de Hezbolá (Hasán Nasrala) no empezará una guerra, pero ya estamos en guerra", ha afirmado.

Hezbolá ha llevado a cabo decenas de ataques contra territorio israelí a través de la frontera con Líbano, lo que ha desatado enfrentamientos en la zona, ante el riesgo de una expansión del conflicto al país vecino tras las advertencias de Israel sobre una posible respuesta militar a mayor escala.

Los ataques ejecutados por Hamás dejaron cerca de 1.200 muertos y más de 240 secuestrados en Israel. Las autoridades de Gaza, controladas por el grupo islamista, han denunciado la muerte más de 13.300 palestinos en bombardeos por parte de Israel, mientras que más de 200 palestinos han muerto a manos de las fuerzas israelíes o en ataques de colonos en Cisjordania y Jerusalén Este.

Mueren ocho personas, entre ellas dos periodistas, en nuevos ataques de Israel contra...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad