domingo. 16.06.2024

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La misión de paz de la ONU en República Democrática del Congo (MONUSCO) ha traspasado este miércoles el control de una base a las autoridades locales, dando inicio así al repliegue que, a lo largo de tres fases, implicará la progresiva salida de las tropas internacionales --actualmente unos 15.000 efectivos-- del país africano.

En concreto, la MONUSCO ha cedido la base de Kamanyola, que controla desde el año 2005, situada en la provincia de Kivu Sur, en el este del país. Se trata de una de las regiones más conflictivas de la RDC, junto a Kivu Norte e Ituri, donde los 'cascos azules' también están presentes.

La jefa de la misión, Bintou Keita, ha confiado en que la entrega de la base de Kamanyola y la construcción de una nueva comisaría de la Policía permitan avanzar hacia un repliegue ordenado, tal como estableció un acuerdo conjunto suscrito en noviembre y que fijaba Kivu Sur como la primera región que se quedaría sin fuerzas de la MONUSCO.

"Felicito a las autoridades congoleñas por el refuerzo de los efectivos de la Policía Nacional en Kamanyola, conforme a los compromisos adoptados por el Gobierno, con el objetivo de aumentar el poder y la capacidad de las fuerzas de Defensa y seguridad, paralelamente a la salida de la MONUSCO", casi dos décadas después del inicio de la misión, ha declarado Keita.

El representante de la Policía Nacional, Jean-Bosco Galenga, ha enfatizado durante la ceremonia que el relevo "es un indicador del retorno de la paz", mientras que el gobernador interino de Kivu Sur, Marc Malago Kashekere, ha alabado la "buena colaboración" entre todas las partes, según ha informado la propia misión.

La misión de la ONU en República Democrática del Congo avanza en su repliegue con la...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad