miércoles 1/12/21

Miles de personas se manifiestan en Etiopía para protestar contra los avances del TPLF y apoyar al Gobierno

Miles de personas se han manifestado este viernes en varias localidades de las regiones etíopes de Oromía y Gambella para protestar contra las ofensivas del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) y el Ejército de la Liberación de Oromía (OLA), que han unido fuerzas y amenazan con avanzar hacia la capital, Adís Abeba.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Miles de personas se han manifestado este viernes en varias localidades de las regiones etíopes de Oromía y Gambella para protestar contra las ofensivas del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) y el Ejército de la Liberación de Oromía (OLA), que han unido fuerzas y amenazan con avanzar hacia la capital, Adís Abeba.

Según las informaciones facilitadas por la cadena de televisión etíope Fana, las manifestaciones han tenido lugar en las ciudades de Adama, Dire Daua, Dukem, Gamella, Jimma, Legetafo, Nekemte, Sebeta y Shashemene, donde los concentrados han denunciado "atrocidades" del TPLF y el OLA y han mostrado su apoyo al Gobierno.

Así, los participantes han mostrado su disposición a unirse a las fuerzas de seguridad para hacer frente a la ofensiva de ambos grupos, declarados como terroristas por las autoridades etíopes, en medio del recrudecimiento del conflicto y los avances del TPLF y el OLA en Amhara y Oromía.

El Parlamento etíope aprobó el jueves el estado de emergencia decretado el martes por el Gobierno. "Debemos adaptar nuestras vidas en este momento de exigencia hasta que nuestros problemas sean resueltos rápidamente y volvamos a una vida normal", dijo el martes el primer ministro, Abiy Ahmed.

Por su parte, las autoridades de Adís Abeba instaron el mismo martes a los ciudadanos a armarse y proteger los barrios ante el avance de los rebeldes, ante unos avances rebeldes que amenazan con una expansión del conflicto a nivel nacional.

El miércoles publicada una investigación conjunta de Naciones Unidas y la Comisión de Etiopía para los Derechos Humanos (EHRC) que presentó "motivos razonables" para creer que todas las partes implicadas en el conflicto en Tigray han cometido violaciones de los Derechos Humanos y contra la ley de refugiados, algunos de los cuales podrían equivaler a crímenes de guerra y contra la humanidad.

El conflicto comenzó el 4 de noviembre de 2020 cuando Abiy ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en la capital de Tigray, Mekelle, tras meses de tensiones entre el TPLF y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias, finalmente celebradas en junio y en las que Abiy logró una victoria aplastante ante los llamamientos al boicot y la falta de votación en varias zonas --entre ellas Tigray-- por la inseguridad.

Sin embargo, el TPLF logró importantes avances en junio que le permitieron recuperar Mekelle, tras lo que Abiy anunció un alto el fuego unilateral citando motivos humanitarios, rechazado por el grupo, que expandió su ofensiva a las adyacentes regiones de Amhara y Afar, haciendo temer una propagación de la guerra al resto del país.

Miles de personas se manifiestan en Etiopía para protestar contra los avances del TPLF...