miércoles. 12.06.2024

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Más de 250.000 manifestantes han salido este sábado a las calles de varias ciudades israelíes en una nueva jornada de protesta, la décima convocatoria semanal, contra la reforma judicial que impulsa el Gobierno del primer ministro Benjamin Netanyahu.

La manifestación más concurrida ha sido una vez más la de Tel Aviv, con 200.000 asistentes, según la televisión Channel 12, mientras que ha habido participación récord en las ciudades de Haifa (50.000) y Beersheba (10.000). También ha habido concentraciones en Jerusalén, frente a la sede de la Presidencia, y en ciudades como Raanana y Ashdod.

Además, los convocantes han anunciado la convocatoria de una nueva protesta para el próximo jueves bajo la consigna del "Día para la escalada de la resistencia". El miércoles además protestarán aprovechando la visita de Netanyahu a Berlín.

"Es una de las semanas más importantes en la lucha para preservar la democracia israelí frente a quienes intentan destruirla. Todos los israelíes que tengan la Declaración de Independencia en el corazón deben salir este jueves con fuerza y valor para defender al Estado de Israel", ha subrayado los convocantes, según recoge el diario 'The Times of Israel'.

Mientras, un hombre de 22 años ha sido detenido en Netanya por lanzar un petardo contra los manifestantes, ha informado la Policía. No hay noticia de daños personales. Otras dos personas han sido detenidas en Hadera por lanzar huevos contra los manifestantes.

Mientras, el comisario jefe de la Policía israelí, Kobi Shabtai, ha comparecido este sábado para informar de que cometió "un error" al destituir al comandante de la región de Tel Aviv, Amichai Eshed, el pasado jueves tras las críticas del ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, quien denunciaba la falta de dureza de la respuesta policial a las manifestaciones.

"Me equivoqué", ha afirmado Shabtai. "He cometido un error al sopesar la decisión, el momento y el modo", ha afirmado, según 'The Times of Israel'. El traslado de Eshed fue inmediatamente suspendido por la Fiscalía General israelí ante los indicios de que fue instigado por Ben Gvir, lo que contravendría el reglamento del Ministerio del Interior.

Sin embargo, no ha anunciado su dimisión como pedían algunas voces. "Os prometo, pueblo de Israel, que voy a proteger vuestro derecho a la protesta mientras esté dentro de la ley. No voy a capitular ante ninguna presión política al respecto", ha subrayado.

Ben Gvir, mientras, ha criticado de nuevo a Eshed, ha afirmado que ha fracasado en sus funciones y que su conducta "no es buena".

Más de 250.000 personas se manifiestan una semana más en Israel contra la reforma...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad