domingo. 14.04.2024

Sunak pide "una investigación independiente, exhaustiva y transparente"

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Reino Unido ha convocado este martes a la embajadora de Israel en Londres, Tzipi Hotovely, para pedir explicaciones por el ataque israelí que ha matado a siete trabajadores humanitarios de la ONG World Central Kitchen (WCK) en la Franja de Gaza.

"Expuse la condena inequívoca del Gobierno por el terrible asesinato de siete trabajadores humanitarios de World Central Kitchen, entre ellos tres ciudadanos británicos", ha indicado en un comunicado el secretario británico de Desarrollo Internacional, Andrew Mitchell.

Asimismo, ha afirmado que han solicitado a las autoridades israelíes "una investigación rápida y transparente" sobre lo sucedido que sea "compartida con la comunidad internacional", así como "plena rendición de cuentas".

"Reiteré la necesidad de que Israel establezca de forma inmediata un mecanismo eficaz de desescalada y ampliar el acceso humanitario urgentemente. Necesitamos ver una pausa humanitaria inmediata para que entre la ayuda y sacar a los rehenes, que avance hacia un alto el fuego sostenible", ha agregado.

El ministro de Exteriores británico, David Cameron, ha afirmado en la red social X que ha hablado con su homólogo israelí, Israel Katz, para transmitirle que la muerte de los siete trabajadores en Gaza, incluyendo tres británicos, "son completamente inaceptables".

"Israel debe explicar urgentemente cómo sucedió esto y realizar cambios importantes para garantizar la seguridad de los trabajadores humanitarios en el terreno", ha zanjado.

Más tarde, el Gobierno británico ha informado en un comunicado de que el primer ministro, Rishi Sunak, ha hablado por teléfono con su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu, a quien ha trasladado su "consternación" por la muerte de los trabajadores humanitarios.

Sunak ha exigido a las autoridades israelíes "una investigación independiente, exhaustiva y transparente", mientras que ha resaltado que "demasiados trabajadores humanitarios", así como civiles, han perdido la vida en la Franja de Gaza. "La situación es cada vez más intolerable", ha agregado.

Por otro lado, ha reiterado al primer ministro israelí "que el objetivo legítimo de Israel de derrotar" al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) "no se logrará permitiendo una catástrofe humanitaria en Gaza", donde han muerto ya más de 32.900 personas.

"Reino Unido espera ver acciones inmediatas por parte Israel para poner fin a las restricciones a la ayuda humanitaria, desescalar el conflicto con la ONU y las agencias de ayuda, proteger a los civiles y reparar la infraestructura vital, como hospitales e instalaciones de agua", ha zanjado.

El ataque ha tenido lugar en la zona de Deir al Balá, en el centro de la Franja de Gaza y, según la propia organización, los fallecidos tenían nacionalidad británica, polaca, australiana, palestina y estadounidense-canadiense. WCK ha explicado que el convoy, alcanzado al salir de un almacén tras descargar 100 toneladas de alimentos, estaba coordinado con el Ejército israelí.

Los trabajadores de WCK se encontraban en el enclave palestino en plena misión humanitaria, en colaboración con la ONG Open Arms, para establecer un corredor humanitario marítimo entre Chipre y Gaza y sortear así las enormes trabas impuestas por Israel para la entrega de ayuda por vía terrestre.

Londres convoca a la embajadora de Israel en Londres tras la muerte de siete...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad