domingo. 03.03.2024

La agencia de la ONU pide ayuda "urgente" porque "los niños de las zonas más afectadas están al borde del colapso"

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha informado este lunes de que en la víspera llegaron a la capital afgana, Kabul, 80 toneladas de suministros médicos para menores de edad, mujeres embarazadas y familias afectadas tras los terremotos en la región occidental de Herat, en las que murieron alrededor de 1.500 personas.

"Los suministros médicos que llegaron a Kabul son un salvavidas para miles de niños y familias que necesitan ayuda inmediata y vital tras los devastadores terremotos", ha explicado el representante de UNICEF en Afganistán, Fran Equiza, que señala que la ayuda está financiada por el Banco Asiático de Desarrollo y están destinadas a 43.000 familias.

Equiza ha indicado que los equipos de la agencia de la ONU están brindado "ayuda crucial" en "este momento crítico", pero alerta de que la situación puede empeorar por el inicio del temporal de invierno. "Necesitamos urgentemente apoyo, ya que los niños en las zonas más afectadas están al borde del colapso", ha manifestado.

UNICEF, hasta la fecha, ha proporcionado suministros de agua y saneamiento a más de 17.800 personas, mientras que más de 9.100 han recibido agua potable mediante camiones cisterna. Cerca de 10.400 afganos han recibido ropa de invierno y bienes esenciales domésticos.

Según los últimos datos, cerca de 1.500 personas murieron en los recientes terremotos de Herat, siendo el 90 por ciento de las víctimas mujeres y niños. En los distritos más afectados, alrededor de 154.000 personas han perdido sus hogares.

Llegan a Kabul suministros de ayuda de UNICEF tras los terremotos en Afganistán
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad