martes. 23.04.2024

El jefe del Pentágono dice que el ataque contra WCK "refuerza la preocupación" sobre una incursión en Rafá

El secretario del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha afirmado este miércoles ante su homólogo israelí, Yoav Gallant, que el bombardeo contra un convoy de la ONG World Central Kitchen (WCK), del chef asturiano José Andrés, en la que murieron siete trabajadores humanitarios, "refuerza la preocupación" sobre una incursión militar terrestre en Rafá, en el sur de la Franja y que sirve como refugio para 1,5 millones de palestinos.

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El secretario del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha afirmado este miércoles ante su homólogo israelí, Yoav Gallant, que el bombardeo contra un convoy de la ONG World Central Kitchen (WCK), del chef asturiano José Andrés, en la que murieron siete trabajadores humanitarios, "refuerza la preocupación" sobre una incursión militar terrestre en Rafá, en el sur de la Franja y que sirve como refugio para 1,5 millones de palestinos.

"Austin ha declarado que esta tragedia reforzaba la preocupación expresada sobre una posible operación militar israelí en Rafá, centrándose específicamente en la necesidad de garantizar la evacuación de los civiles palestinos y el flujo de ayuda humanitaria", ha indicado el portavoz del secretario, Patrick Ryder, en un comunicado.

El jefe del Pentágono ha aseverado ante Gallant que "esta tragedia hace más difícil inundar la zona con ayuda humanitaria, como los responsables israelíes han declarado que plantean hacer", mientras que ha planteado "la necesidad de ver un rápido aumento de la ayuda que llega a través de todos los cruces en los próximos días, en particular a las comunidades del norte de Gaza que están en riesgo de hambruna".

Mientras que ha expresado "su indignación por el ataque israelí", entre cuyas víctimas había un voluntario estadounidense, ha instado a tomar medidas concretas "de forma inmediata" para proteger a los trabajadores humanitarios y a los civiles palestinos en Gaza "tras los repetidos fallos de coordinación con los grupos de ayuda extranjeros".

Además, ha exigido a Gallant llevar a cabo una investigación "rápida y transparente, a hacer públicas las conclusiones y a pedir rendición de cuentas a los responsables". Por último, ha expresado su admiración a la ONG, destacando que "distribuyó millones de comidas a los israelíes desplazados por el ataque de Hamás y fue pionera en la entrega de alimentos a Gaza por tierra, mar y aire, entregando más de 40 millones de comidas a los gazatíes necesitados".

El lunes por la noche el Ejército israelí bombardeó un convoy de WCK en la zona de Deir al Balá, en el centro de la Franja de Gaza. Los fallecidos tenían nacionalidad británica, polaca, australiana, palestina y estadounidense-canadiense. Tras el ataque, la ONG ha paralizado sus operaciones en el enclave.

Los trabajadores de WCK se encontraban en la Franja en plena misión humanitaria, en colaboración con la ONG Open Arms, para establecer un corredor humanitario marítimo entre Chipre y Gaza y sortear así las enormes trabas impuestas por Israel para la entrega de ayuda por vía terrestre.

El Ejército israelí inició una ofensiva contra el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en respuesta a sus ataques del pasado 7 de octubre, que dejaron 1.200 muertos y 240 rehenes. Desde entonces, las autoridades palestinas han notificado la muerte de casi 33.000 personas, a las que se suman alrededor de 440 palestinos en Cisjordania y en Jerusalén Este por las acciones de las fuerzas de seguridad y de colonos israelíes.

El jefe del Pentágono dice que el ataque contra WCK "refuerza la preocupación" sobre...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad