lunes 29/11/21

Incendiado un puesto de la Gendarmería durante una protesta contra la reapertura de un vertedero en Túnez

Un puesto de la Gendarmería de Túnez ha sido incendiado este martes en el marco de las protestas contra la reapertura de un vertedero en la localidad de Agareb, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas.

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Un puesto de la Gendarmería de Túnez ha sido incendiado este martes en el marco de las protestas contra la reapertura de un vertedero en la localidad de Agareb, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas.

Según las informaciones recogidas por la emisora tunecina Mosaique FM, los enfrentamientos se han reiniciado a primera hora del día tras los incidentes del lunes, en los que las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos.

Así, los agentes han recurrido nuevamente al lanzamiento de gases lacrimógenos para intentar dispersar a los concentrados en Agareb, una localidad situada en la provincia de Sfax (sur).

La localidad está paralizada a causa de una jornada de huelga en los sectores público y privado en protesta contra la reapertura del vertedero de El Gonna, una decisión adoptada por el Ministerio de Medio Ambiente.

El Ministerio ha defendido que la decisión de reabrir el vertedero fue adoptada "junto a otras medidas", incluidos los trabajos de remodelación en las instalaciones y la extracción de gases del lugar, según ha recogido la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.

Asimismo, ha resaltado que además "se aumentarán las operaciones de eliminación de olor, se llevarán a cabo tratamientos contra insectos y se limpiará y retirará la basura acumulada en distritos y puntos no controlados de la provincia".

Las protestas son las de mayor relevancia contra el Gobierno de la primera ministra, Najla Buden Romdhane, que tomó posesión el 11 de octubre tras su nombramiento por parte del presidente, Kais Saied, quien en julio se arrogó todas las competencias.

Saied ordenó en julio la suspensión del Parlamento y cesara al primer ministro, Hichem Mechichi, en el marco de una batería de medidas extraordinarias para arrogarse todas las competencias que han desatado denuncias sobre un golpe de Estado en el país.

Aunque la Constitución de Túnez no permite la disolución del Parlamento, sí avala la suspensión de sus funciones durante un periodo de 30 días. Las acciones posteriores del presidente, con varias prórrogas de estas medidas incluidas, han sido condenadas por el principal partido del país, el islamista Ennahda, que ha reclamado el fin de las medidas excepcionales.

Incendiado un puesto de la Gendarmería durante una protesta contra la reapertura de un...