martes 19/10/21

HRW denuncia el desalojo forzoso de una minoría de Zimbabue en el sureste del país

La organización Human Rights Watch (HRW), especializada en el seguimiento de los Derechos Humanos en el mundo, ha denunciado que el Gobierno de Zimbabue está desalojando por la fuerza a más de 13.000 integrantes de la minoría shangani en el sureste del país para imponer un programa privado de cultivos.
Archivo - Imagen de archivo de la vegetación en África.

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La organización Human Rights Watch (HRW), especializada en el seguimiento de los Derechos Humanos en el mundo, ha denunciado que el Gobierno de Zimbabue está desalojando por la fuerza a más de 13.000 integrantes de la minoría shangani en el sureste del país para imponer un programa privado de cultivos.

La orden, emitida por el Gobierno a finales del mes pasado, estipula que los shangani residentes en casi 13.000 hectáreas de la zona de Chiredzi, sureste de Zimbabwe, tendrán que marcharse de inmediato dado que la tierra se estaba reservando para la producción de pasto de alfalfa.

"El Gobierno de Zimbabue debería detener estos desalojos que ignoran los derechos de las comunidades indígenas y dejan a miles de personas desamparadas y vulnerables, particularmente durante la pandemia de coronavirus", ha denunciado el director de HRW para África del Sur, Dewa Mavhinga.

"Las autoridades deben garantizar que cualquier proceso de desalojo se lleve a cabo solo cuando sea estrictamente necesario y siga el debido proceso, una consulta previa adecuada con los afectados, una compensación adecuada y la provisión de tierras alternativas", ha añadido.

HRW denuncia en este sentido que el Gobierno ha empleado falsas figuras, como un presunto diputado local llamado Farai Musikavanhu para asegurar que el desplazamiento se ha producido con el consentimiento del pueblo shangani.

Un líder comunitario local ha reiterado, por contra, su negativa a abandonar sus hogares "sin un aviso razonable, ya que la ley dice que debemos irnos de inmediato y sin ninguna compensación". Otro líder recuerda que "éste no es el primer desalojo forzoso para el pueblo shangani en la comunidad de Chilonga", como ya ocurrió en la década de 1960, cuando el Gobierno colonial les desplazó a Chiredzi para allanar el camino hacia el Parque Nacional Gonarezhou".

HRW recuerda que el desplazamiento forzado sin compensación o los desalojos forzosos viola el derecho internacional. La Convención de la Unión Africana para la Protección y Asistencia a los Desplazados Internos en África, que Zimbabue ha ratificado, requiere que los firmantes "se abstengan, prohíban y prevengan el desplazamiento arbitrario de poblaciones".

Asimismo, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos ha declarado que la propiedad tradicional y colectiva de la tierra por parte de las comunidades debe reconocerse y protegerse en virtud del derecho a la propiedad. Esto incluye proteger a las comunidades de los desalojos forzados

"El Gobierno debe tratar la situación en Chilonga con el respeto y la dignidad que merecen sus residentes, respetar sus derechos sobre la tierra y la propiedad", ha declarado Mavhinga.

"El desalojo forzado de miles de personas en medio de una pandemia, sin aviso razonable, compensación y tierras alternativas sería un desprecio injustificado de las obligaciones legales del país", ha añadido. .

HRW denuncia el desalojo forzoso de una minoría de Zimbabue en el sureste del país