martes 28/9/21

El Gobierno de Etiopía afirma haber matado a más de 5.000 miembros del TPLF desplegados en Amhara

El Ministerio de Defensa de Etiopía ha afirmado haber matado a más 5.600 miembros del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) y herido a más de 2.300 en combates en la región de Amhara, vecina de la norteña Tigray.
Archivo - Un militar en Etiopía

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa de Etiopía ha afirmado haber matado a más 5.600 miembros del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) y herido a más de 2.300 en combates en la región de Amhara, vecina de la norteña Tigray.

El jefe del Estado Mayor del Ejército etíope, el teniente general Bacha Debele, ha precisado que, además, otros 2.000 combatientes del TPLF han sido detenidos, la mayoría de ellos tras haberse rendido, según informa el medio etíope ENA.

Debele ha indicado que se ha aniquilado a tres divisiones de las fuerzas del grupo que se habían desplegado en varias partes de la región de Amhara.

Así, ha subrayado que esta ha sido una "gran derrota" para el TPLF y ha lamentado que los jóvenes de Tigray están siendo utilizados como "carne de cañón" por parte del grupo ya que, según ha dicho, se había desplegado a "decenas de miles" en la región de Amhara y varios de ellos no había sido entrenados para luchar.

Por otro lado, Debele ha indicado que las fuerzas etíopes han respondido también a otro ataque del TPLF en la presa del Gran Renacimiento, en el oeste del país.

El TPLF ha estado circunscrito a la región de Tigray pero en las últimas semanas han desplazado sus fuerzas a la vecina zona de Amhara para consolidar sus posiciones.

La ofensiva del Ejército etíope contra TPLF arrancó el 4 de noviembre por orden del primer ministro, Abiy Ahmed, en respuesta a un ataque contra una base del Ejército en la capital regional, Mekelle, que se saldó con la muerte de un importante número de militares etíopes.

Tras ello, las fuerzas etíopes, que contaron con el apoyo de tropas eritreas y las fuerzas especiales de Amhara, lograron tomar Mekelle e imponer una autoridad interna, si bien finalmente han terminado cediendo terreno, lo que llevó a Etiopía a anunciar el alto el fuego aduciendo razones humanitarias.

Precisamente la Unión Africana (UA) habría pedido al Gobierno de Abiy que retire la etiqueta de "terrorista" que ostenta actualmente el TPLF para facilitar el diálogo entre ambas partes, con la intención de alcanzar una paz sostenible y la celebración de elecciones en la región en cuestión, informa el portal de noticias keniano The EastAfrican.

El Gobierno de Etiopía afirma haber matado a más de 5.000 miembros del TPLF desplegados...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad