miércoles 8/12/21

Secuestrados ocho ciudadanos chinos en un ataque contra una mina en Kivu Norte

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Alrededor de 180 presos se fugaron el sábado tras un ataque armado contra una cárcel situada en la capital de la provincia de Congo Central, Matadi, en el oeste de República Democrática del Congo (RDC), tal y como han confirmado las autoridades del país africano.

La directora adjunta del centro penitenciario de Matadi, Apollonya Longo, dos personas armadas y vestidas de civil atacaron el edificio, vigilado por cuatro agentes. Los asaltantes robaron las armas a dos de ellos y empezaron a disparar contra los que se encontraban en la torre de vigilancia, que resultaron heridos.

Asimismo, ha destacado que más alrededor de 180 de los cerca de 730 reos se fugaron de la cárcel durante los incidentes, al tiempo que ha lamentado el escaso dispositivo de seguridad en la cárcel, según ha recogido la emisora Radio Okapi.

Por otra parte, un soldado ha muerto y ocho ciudadanos chinos han sido secuestrados en un ataque perpetrado a última hora del sábado contra una instalación minera en el sector de Mutambala, en la provincia de Kivu Sur (este), tal y como han señalado fuentes de la sociedad civil de la zona.

Christophe Bonanée, presidente de la sociedad civil de Mujera, ha resaltado en declaraciones al portal congoleño de noticias Actualité que "las investigaciones continúan" y ha agregado que los ocho ciudadanos chinos han sido trasladados a paradero desconocido por los atacantes, cuya identidad se desconoce.

El administrador del territorio de Fizi, Kawaya Aimé, ha confirmado el suceso y ha agregado que dos militares figuran también entre los secuestrados. "No podemos cerrar los ojos ante este asunto. Estamos en plena investigación para ver cómo liberar a los rehenes y detener a los responsables", ha destacado.

Según Actualité, el suceso ha tenido lugar en medio de las tensiones entre la población local y la Cooperativa Minera para el Desarrollo Integral (COMIDI), que opera en sociedad con Bayond Mining, por el impacto de sus actividades en la zona y la ausencia de compensaciones.

Asimismo, un guarda forestal murió el sábado en un ataque en el Parque Nacional de Virunga, un suceso achacado a disidentes del grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23), que firmó en diciembre de 2013 un acuerdo de paz tras los combates registrados desde 2012 con el Ejército, que contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas.

Virunga es el Parque Nacional más antiguo y rico en fauna salvaje de África. Fue creado en 1925 por su diversidad de hábitat en el que hay desde bosques tropicales frondosos hasta glaciares.

En otro orden de cosas, el Ejército ha anunciado la muerte de 19 presuntos miembros de la milicia Cooperativa para el Desarrollo de Congo (CODECO) en operaciones en el territorio de Djugu, en la provincia de Ituri, una de las dos --junto a Kivu Norte-- bajo estado de sitio desde mayo a causa del repunte de los ataques rebeldes.

"Nuestros elementos respondieron el viernes a un ataque de milicianos en Bahema Norte", ha dicho en declaraciones al portal congoleño de noticias 7sur7 el portavoz del Ejército en Ituri, Jules Ngongo, antes de agregar que "en el contraataque han sido neutralizados 19 asaltantes".

En estas provincias operan numerosos grupos armados, entre ellos las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) --que operan bajo bandera de Estado Islámico en África Central (ISCA)--, CODECO y las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), pese a que la guerra de 1998-2003 concluyera formalmente. El conflicto causó millones de muertos, la mayoría víctimas del hambre y las enfermedades.

Fugados cerca de 180 presos tras un ataque contra una prisión en el oeste de RDC