viernes 21/1/22

Expertos de la ONU denuncian a todas las partes del conflicto etíope por "brutales" actos de violencia sexual

Un equipo de expertos de Naciones Unidas ha denunciado a todas las partes involucradas en el conflicto del norte de Etiopía por la comisión de "brutales" actos de violencia sexual durante la campaña de enfrentamientos que comenzó en noviembre del año pasado en la región de Tigray y se ha extendido por el norte del país en lo que las agencias de ayuda internacionales han denunciado como una catástrofe humanitaria.

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Un equipo de expertos de Naciones Unidas ha denunciado a todas las partes involucradas en el conflicto del norte de Etiopía por la comisión de "brutales" actos de violencia sexual durante la campaña de enfrentamientos que comenzó en noviembre del año pasado en la región de Tigray y se ha extendido por el norte del país en lo que las agencias de ayuda internacionales han denunciado como una catástrofe humanitaria.

Aunque es imposible conocer las cifras exactas, la ONU tiene constancia de que, desde noviembre de 2020 hasta junio de 2021, un total de 2.204 supervivientes denunciaron violencia sexual en los centros de salud de la región de Tigray.

Uno de los centros de atención estimó que un 90 por ciento de los casos eran niñas menores de edad y alertó que las visitas al centro se habían cuadriplicado desde que estalló el conflicto.

El conflicto en Etiopía comenzó el 4 de noviembre de 2020 cuando el primer ministro ordenó una ofensiva militar en represalia por el ataque a la base del Ejército en Mekelle, capital de Tigray, tras meses de tensiones entre el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) y el Gobierno central en torno al aplazamiento de las parlamentarias.

"Estos actos de violencia constituyen algunas de las violaciones más atroces de los derechos humanos y el derecho humanitario", según los expertos, con la relatora especial sobre la violencia contra la mujer, Reem Alsalem, a la cabeza, en un comunicado que señala como responsables al Ejército de Etiopía, a sus aliados de la región de Amhara y el Ejército de Eritrea y a los rebeldes del TPLF.

Las mujeres y las niñas, denuncian, han sido "utilizadas como parte de una estrategia deliberada para aterrorizar, degradar y humillar a las víctimas y al grupo étnico minoritario al que pertenecen con la aquiescencia del Estado y los actores no estatales partes en el conflicto".

Los expertos de la ONU recuerdan que "estos actos brutales tienen impactos físicos y psicológicos devastadores en las víctimas, que se ven agravados por la falta de acceso a asistencia, apoyo e indemnizaciones para las supervivientes".

Expertos de la ONU denuncian a todas las partes del conflicto etíope por "brutales"...