martes 25/1/22

El estado de Borno cierra cuatro campamentos de refugiados que albergaban a 86.000 personas en Nigeria

Las autoridades del estado de Borno en Nigeria han cerrado cuatro campamentos de refugiados que albergaban 86.000 personas, y pretenden desalojar otros cinco que alojan a más de 140.000 personas, según informaciones recogidas por Radio France Internationale (RFI).

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Las autoridades del estado de Borno en Nigeria han cerrado cuatro campamentos de refugiados que albergaban 86.000 personas, y pretenden desalojar otros cinco que alojan a más de 140.000 personas, según informaciones recogidas por Radio France Internationale (RFI).

El gobernador de Borno, Babagana Zulum, en su discurso de Año Nuevo, pronunciado este sábado en Maiduguri, ha afirmado que su administración seguirá haciendo más en el ámbito de la seguridad para lograr una paz duradera en el estado y ha defendido el cierre por parte de su gobierno de los campos destinados a los desplazados internos, según informaciones recogidas por el diario nigeriano 'Premium Times'.

Zulum se ha referido al cierre de los campamentos y al reasentamiento de los desplazados internos en sus comunidades y ha señalado que la medida tiene como objetivo "devolver a la gente su dignidad y controlar algunos de los vicios que se producen en los campamentos como la prostitución, el bandolerismo y la drogadicción".

A su juicio "la administración está llevando a cabo el reasentamiento de acuerdo con las mejores prácticas internacionales y está proporcionando soluciones a los reasentados".

"En nuestros planes, hemos previsto medidas a corto, medio y largo plazo para apoyar a los ciudadanos que regresan a sus lugares de origen", ha zanjado.

Las autoridades del estado nigeriano de Borno (noreste) prohibieron a las organizaciones no gubernamentales distribuir alimentos y otros materiales entre los desplazados el 10 de diciembre por la violencia yihadista en esta zona del país africano que han sido reasentados en sus localidades de origen.

El conflicto en el noreste de Nigeria, sacudido por los ataques por parte de los grupos yihadistas Boko Haram y Estado Islámico en África Occidental (ISWA), ha dejado cerca de 350.000 muertos durante los últimos doce años, según indicó en junio el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El país más poblado de África ha sufrido un deterioro de la situación de seguridad durante los últimos años a causa de las operaciones de grupos yihadistas y bandas criminales, lo que ha desatado las alarmas a nivel nacional e internacional. Los ataques, anteriormente centrados en la zona noreste del país, se han expandido durante los últimos meses a otras zonas del norte y el noroeste.

El estado de Borno cierra cuatro campamentos de refugiados que albergaban a 86.000...