sábado. 20.04.2024

El Ministerio de Defensa alemán ha confirmado la autenticidad de la filtración

BERLÍN, 2 (DPA/EP)

Parlamentarios alemanes han exigido este sábado recibir aclaraciones sobre la filtración a través de un medio de comunicación ruso de una reunión de militares de Alemania en la que se trataron temas sensibles relacionados con Ucrania.

La filtración ha sido confirmada por fuentes del Ministerio de Defensa alemán citadas por la televisión pública alemana ARD. La fuente ha calificado de "súperdesastre" este incidente.

"Nuestra evaluación concluye que ha sido interceptada una conversación dentro de las Fuerzas Aéreas", ha indicado en referencia a la grabación de 38 minutos publicada por medios afines a Moscú, como la televisión pública RT. "No podemos decir con certeza si se han hecho cambios a la versión grabada o escrita que está circulando en redes sociales", ha añadido.

"Si esta historia resulta ser cierta, sería un incidente muy problemático", ha declarado Konstantin von Notz, presidente de la comisión del Parlamento que supervisa los servicios de Inteligencia, a los medios del grupo editorial Redaktionsnetzwerk Deutschland (RND).

En el audio se escucha a altos mandos de la Fuerza Aérea discutir la posibilidad teórica de que Ucrania pudiera utilizar misiles de crucero alemanes Taurus, que hasta ahora el Gobierno alemán se niega a suministrar por temor a verse envuelto directamente en la guerra con Rusia.

La conversación incluye detalles del debate sobre el suministro de misiles Taurus a Ucrania, así como una declaración potencialmente explosiva sobre otros aliados occidentales.

El intercambio que se escucha en la grabación aborda si los misiles de largo alcance Taurus serían capaces técnicamente de destruir el puente de Kerch, construido por Rusia entre su territorio y la península ucraniana de Crimea, anexionada por Moscú en violación del derecho internacional.

El audio también contiene una referencia a que los británicos tienen "unas cuantas personas sobre el terreno" en relación con el despliegue de sus misiles de crucero Storm Shadow entregados a Ucrania.

Esto se produce tras el malestar de Reino Unido por lo que Londres consideró una indiscreción por parte del canciller alemán Olaf Scholz cuando, en el contexto del debate sobre los Taurus, declaró que "lo que hacen británicos y franceses en materia de control de objetivos y acompañamiento no puede hacerse en Alemania".

Algunos vieron en ello un indicio de que las fuerzas francesas y británicas están apoyando el control de los misiles de crucero suministrados a Ucrania. Londres negó inmediatamente que así fuera.

Scholz ha descartado en repetidas ocasiones el suministro de misiles Taurus a Ucrania, a pesar de las reiteradas peticiones de Kiev, argumentando que teme que Alemania se vea arrastrada más profundamente en la guerra lanzada por el Kremlin en febrero de 2022.

No obstante, el canciller alemán ha declarado este sábado desde Roma que hará todo lo que esté en su mano para acelerar la investigación en marcha sobre lo ocurrido.

"Hay que aclarar esto con mucho cuidado, con mucho interés y con mucha rapidez. Eso es lo que hace falta", ha manifestado el mandatario alemán. En cualquier caso ha reconocido que se trata de un asunto "muy grave".

Diputados alemanes exigen aclaraciones sobre presuntas grabaciones de Rusia a sus...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad