martes 19/10/21

Detienen al ex primer ministro de Kirguistán Temir Sariev, imputado por corrupción

MOSCÚ, 3 (DPA/EP) El ex primer ministro de Kirguistán, Temir Sariev, imputado por corrupción, ha sido detenido este martes en la capital del país, Biskek, tras ser acusado de provocar un "daño financiero enorme" al país.

MOSCÚ, 3 (DPA/EP)

El ex primer ministro de Kirguistán, Temir Sariev, imputado por corrupción, ha sido detenido este martes en la capital del país, Biskek, tras ser acusado de provocar un "daño financiero enorme" al país.

El exmandatario de 58 años, que estuvo al frente de Kirguistán entre 2015 y 2016, ocupaba el cargo de ministro de Finanzas cuando supervisó la construcción de la mina de oro de Kumtor, una de las más grandes del país, tal y como ha indicado el Comité de Seguridad Nacional.

Sariev se suma así a otros altos cargos del país en verse implicados en un controvertido acuerdo para la construcción de la mina. El expresidente Askar Akayev --que regresó al país el lunes tras 16 años en el exilio autoimpuesto-- también ha sido interrogado en el marco de la investigación

El actual presidente del país, Sadir Japarov, ha prometido llevar a cabo una "lucha real" contra la corrupción desde que llegó al cargo a principios de este año. El actual jefe de Estado fue liberado el pasado mes de octubre tras pasar once años encarcelado por planear una toma de rehenes en el marco de las protestas que tuvieron lugar en 2013 en relación, precisamente, con la mina.

Japarov asumió su mandato con poderes nunca vistos desde la independencia de la Unión Soviética tras el referéndum que se saldó con una aplastante mayoría a favor de la adopción de un sistema presidencialista.

El presidente comparecía como un candidato de corte populista que durante los últimos meses había ostentado el poder de manera interina tras la caída del Ejecutivo a raíz de las legislativas y, tanto la comunidad europea como Estados Unidos, admitieron con recelo el resultado de los comicios.

Detienen al ex primer ministro de Kirguistán Temir Sariev, imputado por corrupción